A propósito del reciente campeonato mundial de futbol, viene al caso señalar que la cúpula empresarial jalisciense del campo, en eco con organizaciones de otras partes del país, han refrendado su oposición a integrarse a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Brasil, como lo han sostenido en las sesiones de trabajo sobre el tema que se han tenido con la Secretarías de Economía y Agricultura, por lo que “se descarta un madruguete del gobierno federal”.

Así lo expresó el expresidente del Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), Mauro Jiménez Íñiguez, quien indicó que incluso para tener más argumentos para justificar las objeciones a este acuerdo comercial se ha elaborado un estudio económico de parte del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) para manifestar las desventajas del campo mexicano ante el brasileño.

En este contexto, habló de que tanto en renglones de la agricultura, como de la ganadería, el campo mexicano tiene puntos muy vulnerables ante una potencia como Brasil, como en la producción de caña, granos, carnes de res y pollo; por citar algunos ejemplos de productos en los que el sector agroalimentario nacional se encuentra en amplia desventaja ante su contraparte brasileña.

En este punto, también señaló que a México no le conviene la apertura agropecuaria con Brasil por motivos sanitarios en algunos aspectos, como por el hecho de que en este país todavía se tiene el serio problema de la fiebre aftosa del ganado bovino, una enfermedad desterrada de México con un alto costo hace varias décadas y que es motivo de un monitoreo zoosanitario en forma coordinada con Estados Unidos.

El dirigente empresarial tapatío refirió que las fortalezas del agro brasileño, no se derivan solamente del gran tamaño de la economía de este país sudamericano (lo que supone grandes territorios para los sectores agrícola y pecuario), sino de toda una estrategia que se ha tenido en las políticas públicas enfocadas al campo, como en los ámbitos fiscal y de la transferencia de tecnología que son todo un ejemplo para las políticas que deberían aplicar a favor del sector agroalimentario.

Jiménez Íñiguez dijo que los tratados comerciales vigentes con varios países han dejado ya enseñanza con el contenido suficiente, como para ahora rechazar un acuerdo con Brasil.

Al respecto, el director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el agrónomo jalisciense, Víctor Villalobos Arámbula, afirmó que la empresa paraestatal brasileña Embrapa, es todo un caso de éxito en su papel de organismo facilitador de transferencia de tecnología, sobre todo en la comercialización e investigación de semillas de calidad, lo que explica la gran competitividad que ha alcanzador recientemente Brasil en varios productos, como maíz, soya y caña, por citar algunos.

En este punto, el científico del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Luis Herrera Estrella, expresó que México tiene necesidad de organismos sólidos para facilitar la transferencia de tecnología al sector agroalimentario, como lo ha hecho Embrapa en Brasil, lo que puede darse si se fortalecen las instituciones ya existentes para tal efecto, como los centros de investigación y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

Por su parte, el investigador del ITESO, Jorge Puga, señaló que Brasil ha avanzado más que México, en modernizar sus mecanismos de comercialización agropecuaria. Citó como ejemplo la bolsa agrícola brasileña que se tiene para el comercio, mientras que México realiza su comercio de granos a través de cuantiosos subsidios del gobierno.

Fuente: CNA-CAJ.

CONTEXTO

Brasil figura entre las potencias mundiales del sector agroalimentario, con grandes producciones en varios productos como soya, maíz, café, carne de res, cerdo y pollo; y caña de azúcar (lo que le permite ser el exportador número uno de etanol).

En los últimos años, Brasil ha incrementado significativamente su producción agrícola con el soporte de organismos genéticamente modificados, como en los casos de maíz y soya.

En un reciente congreso internacional de biotecnología realizado en esta ciudad se hizo un reconocimiento al organismo brasileño Embrapa, por su contribución al desarrollo de una variedad de frijol transgénico.

En meses recientes, la Alianza del Pacífico ha sido prioridad para las relaciones comerciales de México en Latinoamérica. Tal esquema incluye a México, Colombia, Perú y Chile.

Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios Agroempresarios