El Ayuntamiento de Guadalajara tiene identificados a nueve mil 639 árboles con muérdago en 17 cuadrantes del municipio. Bosque Los Colomos, Colomos Providencia, Parque Alcalde, Colonia Independencia, Country Club y Parque Ávila Camacho son las zonas más afectadas; sin embargo, en el comparativo por avenidas, Patria y Vallarta registran las especies más dañadas (suman mil 119 ejemplares enfermos).

La novedad es que todos serán saneados por la empresa “Todo para su vivero e invernadero”, con un presupuesto de cinco millones 815 mil pesos, utilizando el método de poda o retiro mecánico de los parásitos invasores.

“Lo que se hizo en primera instancia fue detectar las zonas con mayor presencia de muérdago”, explica Juan Gerardo Ruvalcaba Salazar, coordinador técnico de Parques y Jardines de Guadalajara. Confirma que la plaga se ha extendido en todo el municipio, pero son 17 los cuadrantes severamente afectados (se añaden Jardines del Country, Providencia, Vallarta San Jorge, Monraz, Independencia Norte, Santa Elena, Santa Isabel y Autocinema, entre otros).

Los cerca de 10 mil árboles son parte de los 700 mil ejemplares en el municipio. Alrededor de 100 mil tienen afectaciones. Alamillo, jacaranda, casuarina y pinos son las variedades más afectadas por esta plaga que puede causarles la muerte hasta en dos años.
El problema es que no existe un programa de manejo metropolitano del arbolado, a pesar de que el Ayuntamiento tapatío aprobó hace dos años una estrategia para exhortar al Gobierno del Estado y a los municipios de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá a destinar recursos humanos, materiales y económicos para combatir la plaga.
Su puesta en marcha no trascendió. El regidor y presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos de Guadalajara, Alberto Cárdenas Jiménez, señaló que desde 2014, el municipio aprobó recursos para dicho proyecto; sin embargo, no fueron ejercidos hasta este año: “Debe ser un trabajo metropolitano, de poco sirve un esfuerzo aislado si los demás municipios no hacen lo suyo. Es indispensable que los trabajos se implementen de manera simultánea entre los municipios que conforman la metrópoli”.

Mientras tanto, la Secretaría de Medio Ambiente (Semadet) incumple una promesa: hace un año, su titular Magdalena Ruiz Mejía dijo que era “cuestión de semanas” para iniciar un plan metropolitano contra el muérdago. Hoy todavía no hay resultados y la autoridad evadió compartir el diagnóstico de las plagas y el proyecto de manejo.
El Ayuntamiento de Guadalajara admitió que no hay coordinación con la Semadet. La decadencia del arbolado, coinciden los expertos, ha sido provocada por la mala planeación de las autoridades con el paso de los años, por lo que llaman a realizar un estudio que señale las dimensiones del problema y los focos rojos en la metrópoli.
Fuente: El Informador