Es un hecho el aumento de la demanda internacional para la proteína animal, particularmente en un contexto en que el mercado presenta precios baratos de los granos y un notable encarecimiento de los productos cárnicos, se tienen nuevas oportunidades para las exportaciones de carnes mexicanas.

Para la carne de res se tienen oportunidades en varios países que se han abierto para nuestro país, como lo señala el presidente del Grupo Viz (empresa líder nacional), Jesús Vizcarra Calderón, quien precisa que además de Estados Unidos, Rusia y Japón, se tienen los nuevos destinos en Canadá, Chile y Hong Kong, además de que se tienen cabildeos en marcha para abrir opciones en China y la Unión Europea.

Entre los ejemplos de países emergentes para la carne de res mexicana, figura Rusia, donde el producto nacional ha desbancado al de Brasil, según información emitida por la Secretaría de Economía, lo que habla bien de la calidad de la oferta mexicana.

Jesús Vizcarra expresa que ante el buen momento que se tiene en la demanda de carne en el mundo, su empresa tiene una marcha un nuevo complejo de matanza y de acopio de ganado en la región de la Laguna donde se aplicará tecnología de vanguardia en el sacrificio de reses, particularmente de ganado Holstein, dada la vocación lechera de la comarca lagunera.

Estancado el consumo interno
Detalla que este centro de sacrificio en la Laguna supondrá una capacidad instalada de 40 por ciento adicional a los cuatro rastros Tipo Inspección Federal que tiene Grupo Viz en sus instalaciones de Culiacán, Mexicali, Monterrey y Vista Hermosa, Michoacán; además de un rastro en Nicaragua.

Afirma que su empresa actualmente tiene una capacidad de matanza de un millón 200 mil reses, lo que le permite incidir sustancialmente en la venta de carne en el mercado nacional con la marca Zucarne; y de generar 70 por ciento de la oferta exportable de carne de res.

Aunque puntualiza que hay que cumplir con el abasto de productos para la demanda nacional, al momento se tiene una situación de un consumo estático en el mercado interno, por lo que surge la necesidad de mayor penetración de nichos en el ámbito internacional.

Por cierto, datos de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG), indican que el año pasado se tuvo el registro del periodo más castigado en el consumo de carne de res, puesto que de tenerse un indicador en el consumo por habitante de 17 kilogramos al año, durante 2013 este índice fue de 15.3 kilogramos como consecuencia del aumento del precio de la carne bovina.

Vizcarra Calderón dijo tener muy buena opinión de la ganadería jalisciense de la que se surte con la adquisición de animales en varios sitios de acopio que tiene en el territorio estatal, además de otros en estados vecinos, como el caso del Sur de Zacatecas. Hizo mención de que buena parte del ganado comprado en el Occidente del país, se engorda y posteriormente se sacrifica en el rastro de Vista Hermosa en las cercanías del municipio jalisciense de La Barca.

EL DATO

Grupo Viz es un ejemplo de un negocio integrado, desde los corrales de engorda, sus fábricas de alimento, sus rastros TIF y sus puntos de venta con la marca Zucarne.
En los dos años recientes la carne de res en el mercado interno ha subido más de 40 por ciento.
En 2006 las exportaciones de carne de res eran 30 mil toneladas, durante 2012 superaron las 100 mil unidades.
Otra fuente de remesas de la ganadería bovina es la exportación de becerros en pie a Estados Unidos.

carne bovina carne bovina carne bovina carne bovina carne bovina carne bovina carne bovina carne bovina carne bovina