HOSTOTIPAQUILLO, JAL. Ante lo errático que se presenta el mercado del maíz por las subidas y bajadas de su precio, la producción de cacahuate es una buena alternativa, dado que resulta más rentable esta planta leguminosa de gran demanda en la industria de las botanas y los dulces, además de la gastronomía para su utilización en el mole o su transformación en aceite.

Hablar del cacahuate en Jalisco nos lleva de cajón al municipio de Hostotipaquillo, donde el regidor Gilberto Martínez Landeros, señaló que hay una tradición de gran arraigo en el cultivo cacahuatero en la comunidad del Llano de Los Vela, cuyos agricultores han avanzado al haber introducido una mejor semilla que facilita su recolección cuando aún la planta está verde.

Refirió que el ingreso de hasta 14 y 15 pesos por kilogramo que ha alcanzado el cacahuate en meses recientes, es un un estímulo muy superior al maíz, el cual cayó en su precio drásticamente en la cosecha del pasado temporal cuando se llegó a pagar hasta menos de tres pesos el kilogramo.

Varios técnicos señalan que en predios donde hay rendimientos de maíz de menos de cinco hectáreas, definitivamente el cacahuate y otros productos son mejores alternativas que la producción maicera.
Sin embargo, reconoció que se tiene que avanzar más en la tecnificación del cultivo para abatir los problemas de plagas que se han disparado en los últimos años.

También dijo que se tiene que avanzar en hacer más rentable la comercialización del cacahuate, de modo que ésta se haga en la forma más directa posible y con ello esquivar a los intermediarios.

Expuso que ya se tiene cierto avance en vender el producto tostado, ya sea enchilado, salado y otras presentaciones, como ya se ha hecho de parte de algunos productores. Sin embargo, afirmó que hay que trabajar más en este punto porque a veces se batalla para vender a buen precio y hay castigo de parte de los intermediarios.

El edil de Hostotipaquillo trajo a colación que en tiempo de cosecha, el cacahuate demanda de mucha mano de obra porque luego de se que recolecta se mete a las arpillas y éstas se contabilizan para el pago a destajo a los cortadores. Cada arpilla supone un volumen de 20 kilogramos.

Ante lo costoso que implica actualmente la producción para sacar rendimientos superiores a las cinco toneladas por hectárea, el edil de Hostotipaquillo insistió en que el cacahuate de este municipio tiene buen futuro. Aunque, resaltó también que debe mejorarse su tecnología de cultivo para superar los problemas de plagas que han mermado sus rendimientos, lo que en promedio sonde tres toneladas por hectárea.

También destacó que se tiene la ventaja de que es un cultivo mejorador de los suelos porque fija el nitrógeno en la tierra, como ocurre con otras leguminosas, como el frijol.

PARA SABER
El país realiza importaciones de cacahuate ante la insuficiente producción nacional. Un ejemplo es la empresa Mazapán de la Rosa para su producción confitera.