Campeche, síntesis privilegiada de arqueología y belleza escénica.

Home/Enero 2019/Campeche, síntesis privilegiada de arqueología y belleza escénica.

Campeche, síntesis privilegiada de arqueología y belleza escénica.

SAN FRANCISCO DE CAMPECHE, CAMP. El Estado de Campeche es un territorio pródigo en lugares de gran belleza escénica y gran riqueza arqueológica. Dos botones de muestra: la ciudad capital con su imponente arquitectura colonial y la reserva de la biósfera de Calakmul con cientos de miles de hectáreas de selva tropical que envuelve un patrimonio cultural de 6 mil estructuras de edificios de la civilización maya.

El director de Promoción Internacional de la Secretaría de Turismo de esta entidad, Erik Mendicuti Polanco, comentó que es una experiencia peculiar conocer Calakmul, un sitio del llamado patrimonio cultural mixto, por sus valores históricos y de gran belleza natural; el primero en ser declarado en tal categoría en nuestro país.

Mendicuti precisó que Calakmul, como tal, es un entorno de 723 mil hectáreas en un ecosistema de selva, lo cual amerita por lo menos dos días para poder apreciarla. Por eso se recomienda hospedarse en poblaciones cercanas, como es el caso de Xpujil (ubicada a 120 kilómetros de la zona arqueológica), donde hay sitios de pernocta.

El funcionario detalló que la pirámide más alta de este sitio supone 56 metros, y al apreciarla en medio de la exuberancia de la selva tropical trae una experiencia singular que hace que valga la pena ir a este lugar ubicado a un poco más de 300 kilómetros de la capital campechana.

Según información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Calakmul fue descubierta a principios de la década de los años 30 del siglo pasado, pero es hasta la década de los 80 cuando las investigaciones sistemáticas permiten descubrir la esencia de esta ciudad como una de las más importantes del Clásico Maya.

Las investigaciones más recientes han concluido que Calakmul es la ciudad más importante del periodo Clásico Maya y, junto con Tikal y Palenque, encabezaba la organización política de las tierras altas. Los estudios jeroglíficos han dado cuenta de una historia de guerras entre Calakmul y Tikal por casi un siglo de historia, lo que habla de la rivalidad política de estas ciudades. Se observa una planeación urbana única, con grandes plazas ceremoniales y conjuntos residenciales.

La ciudad amurallada del Golfo

La historia colonial de la capital campechana se plasma en sus edificios emblemáticos, como su catedral y sus fortificaciones de defensa ante el acoso de los piratas. Aunque algunos baluartes ya desaparecieron con el paso del tiempo y la modificación urbana, aún se mantienen varias edificaciones que son testigos de la arquitectura militar de este puerto del Golfo de México.

Un ejemplo es el fuerte de San Miguel que se localiza en el cerro conocido desde la época colonial como de Bellavista, cerca de donde se ubicó una hacienda con el mismo nombre. Existen datos que indican que en el mismo sitio se alzó una batería (armas de defensa) provisional, ordenada por el entonces brigadier de los reales ejércitos, Antonio Oliver, quien en 1771 comunicó al rey de España que la plaza de Campeche era indefendible, por lo que era necesario cambiar la estrategia defensiva de la ciudad, asegurando a la población ya no desde sus muros, sino con obras exteriores situadas hacia las zonas de mayor peligro, creando así baterías donde se agruparían sus  cañones y reductos para la defensa ante el ataque de invasores,  según información del INAH.

También se recomienda conocer las fortificaciones de Puerta de Tierra, el baluarte de San Carlos y fuerte de San José, donde por cierto, se alberga desde  2017 una colección inédita compuesta por objetos procedentes de contextos arqueológicos sumergidos en aguas marinas del Golfo de México y el Caribe Mexicano, así como de ríos, lagos, lagunas, manantiales, arroyos, cenotes, cuevas inundadas, semi-inundadas y terrenos ganados al mar de la península de Yucatán.

Este museo permite comprender el por qué los mayas son considerados un pueblo de navegantes, ya que reconocían como otras tantas culturas a la navegación como el medio más rápido y económico de transporte. Gracias a esta actividad, la cultura maya se desarrolló de una forma interconectada entre sus distintas regiones. Desde el año 1,200 antes de Jesucristo, tenían un amplio conocimiento de las corrientes, vientos y mareas, así como de los peligros de la mar. Desde el Golfo de Honduras y hasta Tabasco, a bordo de canoas monoxilas (hechas de troncos ahuecados) impulsadas por remos y velas, realizaban navegación de cabotaje y a través de ríos navegables, transportando mercancías como pescado, crustáceos, cacao, miel, sal y cueros, así como objetos suntuarios, ideas religiosas y políticas, e incluso noticias y enfermedades.

Las investigaciones desarrolladas en estos espacios constituyen un acervo de gran valía para todos los mexicanos. La identificación y el registro de cada uno de los yacimientos paleontológicos, arqueológicos e históricos son parte del gran rompecabezas cuyas piezas forman nuestra historia.

Comida fusión.

Mendicuti afirmó que la comida campechana es una afortunada combinación de influencias de comida europea, caribeña y del mundo maya, en la que se destacan el pan de cazón, la sopa de lima, los camarones al coco, el pulpo maya (un animal que se pugna tenga denominación de origen), el pámpano en salsa verde y otros platillos donde el chile habanero figura como ingrediente.

En las bebidas se tienen el coco fix (coco con ginebra), las aguas frescas de chaya y marañón y las horchatas de la península yucateca.

EL DATO

El Estado de Campeche es un espacio muy propicio para varias rutas turísticas. Una es la de su litoral con su escenario pintoresco de Isla Aguada con sus delfines a la vista de la playa o el pueblo mágico de Palizada y los cenotes de Miguel Colorado.

De igual forma les recomendamos las poblaciones del camino real peninsular: Hecelchakán, Pomuch, Calkiní y Becal.

Otra es la región Rio Bec: con las zonas arqueológicas de Chicanná, Becán, Xpujil y Hormiguero.

La región Chenes: con Santa Rosa Xtampak, Hochob, Dzibilnocac y El Tabasqueño. Así como la ciudad maya de Edzná.

Tags: |

Leave A Comment

18 + Diez =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.