Chihuahua, el más grande, lo tiene todo

Home/Octubre 2018/Chihuahua, el más grande, lo tiene todo

Chihuahua, el más grande, lo tiene todo

Situada en la frontera norte de nuestra geografía nacional, Chihuahua representa al más grande de todos los Estados de la República, el tercero menos poblado y aún así de los mejor posicionados en cuanto a competitividad se trata y a calidad de vida en sus centros urbanos. Chihuahua, un orgullo mexicano con una larga lista de muy peculiares características.
La palabra Chihuahua no se ha podido rastrear con certeza en las investigaciones lingüísticas hechas hasta ahora. Se habla de por lo menos cinco acepciones diferentes respecto del significado de esa toponimia. Y una de ellas, la mayormente aceptada, viene del náhuatl: chicahua, la cual significa “arenas” y por extensión: “lugar seco y arenoso”. Lo cual, va acorde con la mayor parte del territorio chihuahuense, pero todavía más con una tercera parte que es un mero desierto. Tiene un característico paisaje y una fauna propia muy similar a la que encontramos en las regiones árticas del planeta.

Esta característica climatológica ha dado por siempre un carácter fuerte a los habitantes de la zona. Se dice que los jesuitas fueron los religiosos que mayor penetración cultural ejercieron en ellos, Tarahumaras y Tepehuanes, esa es la razón por la que ahora, a manera de evidencia histórica, encontramos las famosas Misiones a todo lo largo y ancho del Estado.

Por otro lado, la falta de humedad trajo como resultado una gastronomía que, en mucho, aplicó métodos de deshidratación para la preservación de alimentos; son conocidos sus granos, vegetales y frutas secas, pero mucho más famosa la machaca. Sin embargo, las zonas semidesérticas y habilitadas con pastizales para ganado han dado a México y al mundo una ganadería ejemplar que nos honra y deleita con buena carne: Brangus, Angus y Charolais.

Chihuahua, a decir del Doctor Jorge Villalpando, especialista en estudios sobre Mesoamérica, señala a ésta como la última frontera mesoamericana. Esta situación dio al trigo (sobre el maíz) cierta presencia cautivadora en sus habitantes y hoy en día disfrutamos de dos herencias gastronómicas: la tortilla de harina y el burrito, muy famoso éste en la cultura estadunidense.

En cuanto a turismo se trata, Chihuahua es hoy en día un obligado punto de visita. Nos ofrece tres pueblos mágicos: Creel, Batopilas y Casas grandes.
Creel es un paraje repleto de bellezas naturales, como ríos, peñas, cuevas y bosques. Enclavado en la Sierra Tarahumara, es el punto de arribo para conocer las fabulosas Barrancas del Cobre.

Batopilas, todavía más sumergido en el paisaje, forma parte del interior de las Barrancas del Cobre y cuenta con un pasado minero; La Bufa y Batopilas fueron precisamente las principales minas de antaño. En las calles de Batopilas se tiene la sensación de viajar en el tiempo, al contemplar las casonas antiguas de la época porfiriana. Es aquí donde se tiene la oportunidad de probar el auténtico sotol y el tesgüino, bebida sagrada de los rarámuris.

Por su parte, Casas grandes es depositario de la impresionante zona arqueológica de Paquimé, la cual está reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Los viñedos son ahora un atractivo importante en las tierras de Chihuahua. Alrededor del 2005 empezaron a surgir plantíos de vid, pues las bondades de la tierra chihuahuense resultaron óptimas para ellos; de tal suerte que a petición de algunos productores de vid, en 2010 se hizo “un estudio de suelo por parte de la Fundación Chile, y en él se confirmó que aproximadamente el 60% del territorio de Chihuahua es apto para la viticultura y que se pueden obtener vinos muy competitivos” (www.mexicodesconocido.com.mx -23/09/2018-).

Un imperdible, al hablar de Chihuahua, es sin duda el famoso Tren Chepe, por sus iniciales de Chihuahua-Pacífico. El recorrido en este confortable medio de transporte resulta en la manera más idónea para disfrutar de la belleza de la Sierra Tarahumara y para llegar a las imponentes Barrancas del Cobre.

Con un paisaje recio, desértico en gran parte, pero a la vez bondadoso en vegetación en otras áreas, Chihuahua es el resultado de una historia de gente trabajadora y perseverante, entregada a la ganadería, la agricultura y hoy en día a la industria y al turismo. Quien visite Chihuahua, por placer o por trabajo, no saldrá de ahí decepcionado. Su belleza natural, su historia y su gastronomía son orgullo nacional. Y, a su vez, el alto nivel de competitividad que Chihuahua representa en inversiones tanto nacionales como extranjeras satisfarán plenamente al más exigente de los empresarios del mundo. Chihuahua, el más grande, lo tiene todo.

Tags: |

Leave A Comment

dieciocho − 7 =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.