“Se adaptan los tiempos del dinero a los tiempos de la ganadería”: Álvarez Morán
Expresa el tesorero de la organización ganadera líder en México, que hacía tiempo que no había créditos tan adecuados

El sector ganadero se verá beneficiado con el anuncio realizado por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, en la visita que hizo a Expo Guadalajara el pasado 20 de agosto, y que se refiere a la creación de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

En esa ocasión, anunció un monto de financiamiento por 44 mil millones de pesos para el 2014; tasas de financiamiento de un dígito y desaparición de garantías reales. Lo anterior, son medidas que por primera vez “se adaptan los tiempos del dinero a los tiempos de la ganadería”, según lo consideró Salvador Álvarez Morán, tesorero de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) y ex presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco (UGRJ).

Reitera que el señalado por el Presidente de México, es un programa que nunca se había tenido en el país. Esto, porque de inicio, es un esquema de repoblación (de ganado) “que tiene un ingrediente que es de apoyo al productor: un crédito de largo plazo, a muy largo plazo (seis años) y una tasa de sólo un dígito… ¡No podemos pedir más!”. Hacía muchos años que no había créditos tan adecuados a las condiciones de la ganadería de México, comenta al analizar lo anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Salvador Álvarez abunda en que en el Programa de Repoblamiento, es muy importante el tema que se refiere a la garantía de crédito. Al efecto, señala que son las propias vaquillas las que hacen tal función. Explica: “Si yo compro 30 terneras, las que responden por el crédito son las 30 terneras y 12 mías que yo señale, y se van a identificar con el arete Siniiga. Y el crédito es a seis años… o sea, que si yo manejo bien mi ganado, voy a estar pagando hasta con las nietas de las vacas que compré”. E insiste que para que el crédito pueda serle útil al máximo de productores posible, se debe manejar con total transparencia y en las mejores condiciones.

Financiamiento. Son tres las líneas que componen el crédito para el Programa de Repoblamiento: el apoyo gubernamental, el financiamiento y la aportación del productor. En este sentido, Álvarez Morán comenta que el apoyo es por parte del gobierno federal y es de hasta 50 por ciento a fondo perdido del proyecto que se presente; el 40 por ciento corresponde al financiamiento que otorgará la Financiera Nacional de Desarrollo y el 10 por ciento restante, es la parte de aportación del productor.

Y en el caso de repoblamiento, la CNOG estará al pendiente para analizar las estrategias más conveniente para la importación de ganado, si es el caso. Sobre todo, para salvaguardar la sanidad del hato ganadero del país. Además, se vigilará adecuadamente para que en caso de importar ganado, la calidad genética de los animales sea la conveniente y que ayude a la repoblación y para que el ganadero produzca más.

Bajo estas condiciones, Salvador Álvarez Morán menciona que lo que falta, “es ponerse a trabajar. ¡Nada más!”.

PIE DE FOTO
Salvador Álvarez Morán. Excelentes tiempos corren para el financiamiento al productor ganadero.