Se tiene que hacer una campaña verdaderamente agresiva para incrementar el consumo, señala el presidente de Cofupro.

Guadalajara, Jal.– Es nada o muy poco lo que se está haciendo para recuperar el mercado nacional de la carne por parte de los que integran dicha cadena, aunque la perspectiva en México es amplia, tanto dentro del ámbito del consumo como de la producción misma. Esto lo expresó Mauricio Lastra Escudero, presidente de la Coordinadora Nacional de Fundaciones Produce en su visita a Guadalajara, pues fue quien inauguró el IV Congreso Ganadero-Virbac Bovinos Carne.

Explica el presidente de Cofupro, que en México, el consumo promedio anual per cápita es menor a 20 kilos, por debajo del consumo de Guatemala por ejemplo. Existen muchos factores que deben preocupar al productor primario, pero dentro de los principales, se pueden enumerar el financiamiento al campo, la ausencia de jóvenes en la actividad y también la poca información que los médicos (de humanos) tienen acerca de la nutrición, y en consecuencia, de las propiedades que la carne tiene para la salud.

El mercado. Lastra Escudero señaló que en México se ha hecho poco por conquistar las innovaciones en el consumo de la carne y muchos de los productores continúan con la tradicional forma de producir. Es necesario voltear a ver el mercado para producir lo que el mismo requiere, reiteró, y puso como ejemplo que en el sureste, la tradición es el producir animales sin tomar en cuenta las necesidades del mercado.

“Se producen esos toros orejones, con poca ganancia de peso y mala habilidad maternal en las hembras… pero como los compradores dicen que esos animales no los quieren los gringos.” Los productores responden: “¿Y a mí por qué un gringo va a venir a decirme lo que debo producir?”

Asimismo señala que si se quiere incrementar el consumo de la carne, se debe explorar “otro tipo de cosas” ,y entre éstas, se encuentra el capacitar al tablajero para que sepa cortar la carne de otra forma, de la forma que le guste al consumidor. “Hay que ver cómo le hacemos para que la gente coma más carne. Hay que informar; una de las formas para incrementar el consumo es informar al consumidor”, reitera.

Injerencia social. Por otra parte, Mauricio Lastra mencionó que también se debe hacer rentable al campo y para ello se debe aplicar la tecnología que se tenga, así como atender los estudios de mercado que vayan resultado. Abundó en que el campo tiene una población “ya veteranona” y que los jóvenes no van a regresar a esa actividad mientras no sea redituable. “No hay otra fórmula, si no hay lana, los jóvenes no regresarán”, mencionó.

Para lograr el sentido de la rentabilidad, es necesario aumentar las pariciones del 43-45 por ciento en promedio actual en ganado de carne, o doble propósito al 70 ó 72 por ciento, por lo menos. Explicó que en México, a pesar de los esfuerzos que se han hecho, solamente se insemina artificialmente el 2 ó 3 por ciento del hato ganadero que no es de leche (“no del pinto… del otro”), explica. Y ahí es donde se pierde la rentabilidad que aleja a la juventud del campo.

Otra situación extra que perjudica a la ganadería productora de carne, es la poca información que tienen los doctores que atienden a los humanos, en cuanto a las propiedades de la carne. Muchos doctores atribuyen varios de los padecimientos de sus pacientes al consumo de carne roja cuando en realidad desconocen las verdaderas bondades de este alimento.

LO DIJO
«Tenemos que hacer una campaña verdaderamente agresiva para poder reposicionar la carne en el mercado».
Dr. Mauricio Lastra Escudero
Presidente de la Coordinadora Nacional de Fundaciones Produce de México

EL DATO
Menos de 20 kilos de carne de res se consume en México, al año, por persona.

PIE DE FOTO
DR. MAURICIO Lastra Escudero, presidente de Cofupro.

consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino consumo de carne de bovino