Con la intención de regular la oferta del maíz blanco y mejorar su precio; además de sustituir importaciones del grano amarillo, se firmó un convenio para incrementar la producción de este cereal. Tal acuerdo lo suscribieron la representación jalisciense de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y la agrupación de la Industria de Derivados Alimenticios y Químicos del Maíz (Idaquim), bajo las gestiones de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno de Jalisco (Seder).
Al respecto, el titular de la Seder, Héctor Padilla Gutiérrez, explicó que se trata de un acuerdo de colaboración programado para tres años, en el que “el compromiso concreto es sembrar 50 mil hectáreas de maíz amarillo, por parte de los productores, y por el lado de Idaquim, es la compra de la producción total que salga de esas 50 mil hectáreas, lo que nos lleva a un estimado de 800 mil toneladas de grano”.
El funcionario expresó que con la firma del convenio con intención de compra a término de maíz amarillo, de la cosecha del estado de Jalisco para el ciclo agrícola primavera-verano 2014 que se concretó hoy, “subimos la producción de maíz amarillo, bajamos ligeramente la producción de maíz blanco y esperamos que con esto los mercados sean un tanto más estables para los productores”, indicó.

Detalló que esto ayuda mucho a compensar el proceso de comercialización, es decir, a que los precios se mantengan más a la alza que a la baja y que se generen esquemas de certeza total para quien produce y para quien compra.

Padilla Gutiérrez insistió en que “se busca convencer fundamentalmente a los productores, porque también hay una costumbre que hay que superar totalmente, la de que no siembren a ver qué pasa, sino que siembren bajo certeza”.

Recordó que el Gobierno de Jalisco promueve una política pública para reconvertir la siembra de maíz blanco en la entidad e incrementar la producción de maíz amarillo, que tiene una mayor demanda por parte de la industria.

Padilla Gutiérrez informó que para alentar la siembra bajo contrato de maíz amarillo, existen hoy tres rubros de apoyo, que se han logrado por primera vez en muchos años:

1.- La inversión para la cobertura de precios (seguro), es una inversión de alrededor de $350.00 pesos por tonelada, que aporta el Gobierno Federal.

2.- Hay una cantidad de apoyo a cada productor de $350.00 pesos por cada tonelada que produzca y comercialice maíz amarillo.
3.- La distribución de una bolsa de semilla mejorada de maíz amarillo y acompañamiento técnico para cada productor que se incorpore a esta política.
Agregó que los mercados agrícolas en el estado de Jalisco, los pasados ciclos hemos tenido algunas circunstancias de que nuestros productores, sobre todo los pequeños, no encuentran una comercialización directa efectiva, seria y confiable con los distintos compradores de grano.

El dirigente de la CNC-Jalisco, su presidente Roberto de Alba, refirió que la intención es que este convenio enlace en forma directa a los agricultores con las empresas industrializadoras del maíz y se reduzca el intermediarismo.

Por parte de Idaquim firmó el convenio, Luis Casillas Alarcón. Este organismo,
representa a firmas muy importantes, como son, Ingredion y Almex. Se ha convertido en una de las industrias más importantes del país y sus instalaciones más importantes están en Jalisco.

Es el mayor importador de maíz amarillo en México, porque este grano es su materia prima para producir múltiples derivados de entre muchos otros: alta fructuosa, colorantes y almidones; además de cosméticos y productos medicinales.

EL DATO

En México se producen cerca de 22 millones de toneladas de maíz blanco al año. En el país se consumen cerca de 10 millones de toneladas de este grano, las cuales se destinan a consumo humano (tortilla). Esto limita su comercialización, debido a que la industria alimenticia y de la transformación demanda en mayor medida maíz amarillo, sobre todo en Sinaloa, Jalisco y el Bajío.

Por ejemplo, para cubrir esta demanda, en el año 2013, México importó cerca de 11 millones de toneladas de maíz amarillo, con la particularidad de que el 80 por ciento de las importaciones anuales llagan directo a Jalisco para su transformación.

Jalisco es altamente deficitario en la producción de maíz amarillo, pues aquí se producen tan sólo 300 mil toneladas de este grano, cuando en realidad se requieren cerca de ocho millones de toneladas para abastecer las necesidades de la industria asentada en la entidad, lo cual ha sido el factor principal que favorece las compras al exterior.

AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO