El fenómeno del desabasto de Agave y los robos que se están dando en las plantaciones, están empujando el precio de la planta, la cual podría llegar este año a venderse hasta en 8 pesos el kilo, aseguró el Presidente del Consejo de Agricultores de Agave Azul Tequilana Weber del estado de Jalisco, Eduardo Murillo Ramos.

De acuerdo a los trabajos de campo que se han hecho en las últimas semanas, se ha encontrado que hay muy poca materia prima disponible y con la apertura de nuevos mercados como la inulina y miel de agave, se pronostica que aumentará drásticamente la demanda de la planta. “Es por eso que la expectativa de los productores es que en este año alcance hasta los 8 pesos por kilo”, precisó.

Por otro lado dijo que otro factor que está incidiendo en el desabasto  es el robo de agave que se está dando en las parcelas, donde por las noches los delincuentes acuden a cosecharlo de manera furtiva, repitiéndose con ello el fenómeno que se dio en el año 2001 y que ahora está recobrando fuerza.

Añadió que ya se han presentado las denuncias ante las instancias gubernamentales y no gubernamentales, como la Fiscalía y el Consejo Regulador del Tequila, y aunque hay procesos iniciados en contra de algunas tequileras y productores, hay pocos avances y nula claridad en el tema. Incluso hay productores que han sido amenazados para que no continúen las denuncias, bajo el argumento de que les puede pasar algo por denunciar estos hechos.

Murillo Ramos, dijo que el desabasto de Agave podría alcanzar un 30 por ciento este año, lo que equivale a por lo menos 300 mil toneladas que harán falta para afrontar la demanda de las industrias.

“Tendremos que afrontar el precio, porque además la falta de agave es consecuencia de algo que dejamos de hacer, y el deseo de los agaveros es establecer un mecanismo, mediante el cual se plante agave para la producción del tequila, la miel de agave y la inulina”.

A la pregunta de cuánto agave hay disponible en estos momentos, contestó que es la pregunta del millón de pesos, porque ni el mismo Consejo Regulador del Tequila lo sabe y los datos que maneja son inexactos.

En este momento hay tiempos difíciles para las industrias y principalmente para las que son pequeñas y medianas; sin embargo, es necesario aprovechar este nuevo bache y tratar de reestructurar la cadena productiva “porque tan malo es que haya desabasto, como el que el precio esté alto o muy bajo”. Indicó.

Además otra problemática que está presente es que ha costado mucho trabajo reincentivar a la gente para que siga sembrando agave. De los 17 mil 500 productores que había inscritos en el padrón del CRT, ahora solo quedan a lo mucho 6 mil. Finalizó diciendo.