Don José Barragán Patiño se forjó desde pequeño en el campo. En las tierras del municipio de Villa Corona aprendió el oficio de la ganadería. Aprendió a cuidar de los animales y a ganarse la vida en el campo. Antes los tiempos pintaban mejor. Hoy no le queda más que trabajar, “aunque sigamos perdiendo en el campo, no hay de otra”; afirma con resignación el también presidente de la Asociación Ganadera de Villa Corona.

“En Jalisco el campo está muerto porque falta más apoyo y menos burocracia para acceder a ellos. El alto costo a los insumos nos está pegando mucho, los fertilizantes están muy caros y los precios de los productos muy bajos. Estamos y nos sentimos abandonados. Antes recibíamos más apoyos y los precios eran más justos”, señala.

A pesar de las dificultades que ha tenido que enfrentar en los últimos años, don José sigue luchando por subsistir, a diferencia de muchos de sus compañeros que han abandonado el campo ante la falta de apoyos y por la nueva reforma hacendaria. “Hacen falta más recursos, lo que tenemos de poco sirve. Los productores no están accediendo a los programas principalmente por la reforma hacendaria y la facturación fiscal”.

A esto se suman las trabas burocráticas para acceder a los programas. “La mayoría de los productores tiene problemas, en particular los pequeños, que en su mayor parte son adultos mayores y no saben ni prender una computadora. Nos piden muchos requisitos. Cada vez es más complicado jalar recursos”, explica el ganadero.

Desde el año 2008 hasta el 2012, don José recibía anualmente un apoyo federal de mil 500 pesos mensuales a través del Programa de Estímulos a la Productividad Ganadera (Progran), pero sólo le alcanzaba para comprar un saco de semilla para sembrar maíz y producir su propia pastura. Ningún impacto tuvo aquél recurso en el incremento de sus niveles de producción.

En lugar de apoyos que de “nada sirven”, los ganaderos que representa don José piden al gobierno que se rebajen los precios de los insumos. “Si en verdad quieren apoyarnos, deben empezar por ahí, ese sería el mayor apoyo. Hace tres años una tonelada de fertilizante andaba en los 5 mil pesos, ahorita te cuesta hasta 9 mil pesos”.

Los productores piden también un mayor control de los precios. “Hace tres años la tonelada de caña andaba en los 700 pesos, ahorita está en los 400. El maíz estaba en 5 mil pesos la tonelada y ahora anda en los 3 mil pesos”.

AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO AGROAMIGO