El gran Desierto de Sonora, espacio de belleza salvaje.

Home/Octubre 2018/El gran Desierto de Sonora, espacio de belleza salvaje.

El gran Desierto de Sonora, espacio de belleza salvaje.

HERMOSILLO, SON.  El gran desierto sonorense es todo un paisaje que impone. Es, además de una gran extensión territorial, un espacio muy rico en distintas formas de vida, desde sus originales cactáceas, hasta sus mamíferos peculiares, como venados, osos y berrendos, además de terroríficos reptiles, como víboras de cascabel y los lagartos de Gila.

Para resaltar sus atractivos, simplemente hay que decir que hay la oportunidad de apreciar en las cercanías de la reserva de la biósfera del Pinacate, dunas de una altura de más de cien metros, algo similar a las que se forman en el desierto del Sahara en África.

Aunque este gigantesco ecosistema tiene sitios hostiles por su agresivo clima, los avances en las comunicaciones y la conectividad han hecho que ahora este páramo sea motivo de convivencia con el ser humano a través de recorridos organizados que permiten apreciar sus valores ambientales y humanos, según lo señaló el director de Conservación de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (CEDES), Leonardo Corrales Vargas.

Pero en su vasta extensión de más de 300 mil kilómetros cuadrados, lo que incluye territorios de varias entidades mexicanas y parte de tierras ubicadas en California y Arizona en el país vecino, hay también espacios con agua que son refugios de diversas y organismos acuáticos, lo que incluye hasta manglares donde hay humedales.

Dentro de los atractivos para el visitante, se destaca el turismo cinegético.  Esto se ha dado mediante el establecimiento de las Unidades para el Mejoramiento de la fauna Silvestre (UMA), las que están ubicadas en predios o rancherías, principalmente. Entre las especies de mayor utilización están: borrego cimarrón, venado cola blanca, venado bura, jabalí, liebre, guajolote silvestre, palomas y patos.

Cada UMA cuenta con un plan de manejo y con un responsable técnico encargado de conducir los programas de aprovechamiento y conservación de las especies, con base en los objetivos siguientes: investigación, reproducción, aprovechamiento extractivo, aprovechamiento intensivo y repoblación. Otros objetos pueden ser exhibición, y cultura y educación ambiental.

Unos habitantes especiales de este entorno son los indios seris o Comca’ac, grupo cultural que conforma parte del patrimonio etnográfico nativo del Estado de Sonora. Se tienen vestigios de sus antecesores, la cultura protoseri, y sus contemporáneos de la cultura frontera.

Entre sus cualidades, los seris tienen el arraigo del aprovechamiento de los recursos naturales costero-marinos, con elementos sagrados como la Isla Tiburón y las tortugas marinas; así mismo utilizan de forma cultural-costumbrista algunas plantas del desierto como el palo fierro, los pastos marinos y los cactus.

La conectividad con el desierto

Las conexiones con el desierto suponen diversas alternativas. Una opción es tocar en la ciudad de Hermosillo, tenemos conectividad desde México, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Chihuahua, Culiacán, entre otros, por lo que no tendría inconveniente en encontrar una buena opción, según lo señala el responsable de marketing de la Comisión de Fomento de Turismo del Estado de Sonora (CFTES), Rogelio Bruno Novelo Ramírez.

Detalló que, una vez en Hermosillo, se pueden hacer  traslados por la carretera federal 15 hasta Santa Ana, donde toman la carretera federal 2, pasando por Caborca y Sonoyta, para luego tomar la carretera hacía la Biósfera del Pinacate y Gran Desierto de Altar, un lugar que figura como un Sitio Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, y tenemos también un Centro de Visitantes y Museo llamado Schuk Toak, a unos 5 kilómetros del museo, hay un acceso hacia una zona de dunas del desierto de Altar.

Es importante comentarle que durante el recorrido de Hermosillo a la reserva de la biósfera, se  podría observar  Trincheras que es un pueblo que se encuentra en la ruta, una zona arqueológica con un Centro de Visitantes operado por el INAH, en Pitiquito y Caborca encontrará los templos que fueron construidos durante las misiones del Padre  Eusebio Kino, así mismo en Caborca en el Rancho Puerto Blanco podrá encontrar la zona de petrograbados más extensa de América Latina, la verdad son opciones muy interesantes que podría aprovechar para conocer en su trayecto.

Este funcionario precisó que la Ruta de Las Misiones es todo un tema que tiene sus peculiares atractivos.  Citó que en esta ruta se ubica el Pueblo Mágico de Magdalena de Kino, la tierra donde descansan los restos del misionero Eusebio Francisco Kino (1645-1711), un personaje de gran talento, cuyo circuito pastoral comprendió mil millas, en cuyas comunidades dejó un legado de gran importancia con la introducción de los conocimientos en agricultura y ganadería, cuyos efectos permanecen hasta nuestros días.   Los restos de este jesuita fueron descubiertos en 1970 y son motivo de veneración en un mausoleo en la plaza principal.

EL DATO

El desierto de Sonora se ubica desde el extremo norte del Golfo de California, desde el noreste de Baja California, a través del sureste de California y el suroeste de Arizona, hasta el oeste de Sonora y noroeste de Sinaloa. Se extiende sobre las regiones del valle del Bajo Colorado, el Vizcaíno y la llanura Sonorense. Se subdivide en 7 regiones: Valle del Bajo Colorado, Tierras Altas de Arizona, Llanura Sonorense, Estribaciones de Sonora, Costa del Golfo Central, El Vizcaíno y La Magdalena. Ahora bien, en Sonora se pueden reconocer cinco regiones naturales principales en un gradiente ambiental geo-gráfico de norte a sur y de este a oeste: 1) el verdadero desierto en la región noroeste, 2) una faja árida y semiárida en las planicies del centro, 3) los deltas de grandes ríos y sus tributarios que drenan hacia el Golfo de California y los ambientes de transición hacia la línea de costa, 4) una faja tropical y subtropical a lo largo del piedemonte de la Sierra Madre Occidental, 5) una faja templada en las partes de mayor elevación de la Sierra Madre Occidental en los límites con Chihuahua y en las «islas del cielo» de las montañas del noroeste de Sonora.

Tags: |

Leave A Comment

cuatro × 3 =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.