Una combinación de leche cruda, chocolate y una bebida con alcohol al gusto, resulta en una potente combinación apetecible para muchos paladares: es el famoso pajarete, de gran arraigo en Jalisco y otros Estados del Occidente del país.

En varios municipios de todas las regiones del Estado y de entidades vecinas los pajaretes gozan de gran aceptación. En las cercanías de la zona conurbada tapatía se han multiplicado sus puntos de venta, como puede verse en Zapopan, Tlaquepaque, El Salto, Villa Corona y en la carretera libre a Manzanillo, al igual que en varias localidades de Zacoalco de Torres.

Las autoridades sanitarias lanzan conjuros y advertencias contra esta bebida, dado que se tiene el riesgo de contraer dos enfermedades muy agresivas: la tuberculosis y la brucelosis que son trasmisibles por la ingesta de leche sin hervir o pasteurizar.

Hasta ahora se le sigue tolerando por el gran arraigo que tiene en un amplio segmento de la población, sobre todo entre quienes no tienen tolerancia a la lactosa. La señora Alicia Díaz, junto con su familia, tiene su negocio de pajaretes en el rancho Las Ánimas, municipio de Zacoalco de Torres (a pie de la carretera libre a Ciudad Guzmán), y con orgullo comentó que sus bebidas son confiables, ya que su hato está libre de tuberculosis y brucelosis.

Detalló que además de quienes la consumen por gusto, se cuenta entre su clientela a quienes tienen problemas de estreñimiento, puesto que la leche cruda estimula el flujo intestinal.

Al respecto, el alcalde zacoalquense, Luis Fernando Salazar Madrigal, recientemente comentó que su ayuntamiento ha tomado cartas en el tema de los pajaretes. Descartó que en principio se vayan a aplicar medidas represivas, pero sí las habrá de control, como el tener actualizado el número de locales donde los venden y de que éstos cumplan con los reglamentos municipales, como en lo relacionado con la licencia municipal y buenas condiciones de higiene.

También dijo que se tendrá mayor coordinación con la Jurisdicción Sanitaria de la Secretaría de Salud, para evitar situaciones de riesgo sanitario en contra del consumidor.

El presidente de la Asociación Ganadera Local de Zacoalco de Torres, Horacio Olmedo, expresó que “todos los compañeros ganaderos tienen derecho a tener ingresos, pero la venta de pajaretes es riesgosa para la salud, porque no estamos en zona ganadera libre de enfermedades”.

Cada quien tiene su metabolismo
Entrevistado al respecto, el comunicador y nutriólogo, Eduardo Esquivel Torres, refirió que la combinación de leche cruda, chocolate y alcohol (puro o en diversos destilados) “es toda una bomba alimenticia” que le puede caer mal o bien a las personas, según el metabolismo de cada quien, entendiéndose esto como la capacidad de cada organismo de asimilar los nutrientes.

Hizo notar que la combinación de la leche cruda con los demás ingredientes afecta el esfínter inferior del esófago, lo que trae repercusiones negativas, como diarrea y reflujo, en algunas personas que no toleran la ingesta de este alimento.