El Progan ya incluyó a la cunicutura

Los programas federales de fomento pecuario aumentaron su cobertura para beneficio de gremios que no habían sido atendidos, un ejemplo es la cunicultura. Y es que los criadores de conejos recibieron el anuncio formal de que su actividad será apoyada con recursos federales del Programa de Estímulos a la Ganadería (Progan), con lo que este sector pecuario tendrá apoyos específicos para impulsar su crecimiento.

Así lo comunicó la directiva de la Asociación de Cunicultores de Guadalajara, Teresa Rivera González, quien detalló que los apoyos implican veinte pesos por coneja para las granjas de 30 a 200 hembras, y de trece para los casos de unidades de más de 200 vientres.

También destacó que por primera vez se determina de parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) que los cunicultores deberán dar de alta sus animales en el Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA), como ya ocurre con otras especies. Al respecto, está por determinarse si la identificación de cada conejo se realiza a través de un chip o de un tatuaje, según se ha informado de parte de la autoridad agropecuaria.

Añadió que esta inclusión de la cunicultura en el Progan, debe aprovecharse con el cumplimiento de las reglas de operación de los programas oficiales de fomento.

La entrevistada hizo notar que se vislumbran mejores condiciones para un gremio, cuya especie es la tercera en la aportación de carne para el consumo humano, después del ganado bovino, el las aves y el cerdo, según lo señala a escala internacional la Organización para la Agricultura y Alimentación de Naciones Unidas (FAO).

También, puso de manifiesto que el hecho de gran parte de la producción cunícola se concentra en zonas urbanas por lo práctico que resulta establecer una granja de conejos, en comparación con una de aves, reses o de cerdo, es una ventaja que debe ser aprovechada para promover el consumo de su carne.

Estudio para un rastro TIF cunícola

A su vez, el coordinador de Especies Menores de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco (SEDER), Francisco Pinedo, comentó que dentro de las tareas de apoyo estatal a la cunicultura, se tiene en la agenda la elaboración de un estudio de mercado encaminado a concretar un proyecto ejecutivo de un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) especializado en la matanza de conejos.

Puntualizó que este nuevo centro de sacrificio respondería a tener producto de carne de conejo, con calidad de exportación para venderse fuera del país, ante la reducida demanda de esta carne en el mercado nacional. Como posibles compradores externos, mencionó a China y varias naciones de Europa, dado que en ciertos segmentos de mercado de estos países hay consumo importante de esta especie.

En cuanto al fomento al consumo en el mercado doméstico, el funcionario estatal indicó que se pretende facilitar la participación de los cunicultores en ferias y exposiciones alimentarias y gastronómicas, de modo que el consumidor conozca y aprecie la carne de conejo.

Hizo notar que el hecho de cada hembra tiene al año unos 70 gazapos (crías de conejo), es un dato que debe valorarse, como para tener en cuenta a esta especie como una fuente importante de proteína, máxime que tiene a su favor varias ventajas nutricionales, como su bajo contenido en sodio (sal) y en grasa, lo que debe ser apreciado por los consumidores mediante campañas permanentes de difusión y mercadotecnia muy precisa.
Fuente. Asociación de Cunicultores de Guadalajara. SEDER

EL DATO
Según un ejercicio estadístico efectuado en base el consumo de alimento, se concluyó que en Jalisco se tiene una población de 36 mil conejas distribuidos entre 720 cunicultores.
Una estimación revela que el consumo anual de carne de conejo supone 200 gramos por habitante.