A base de tesón para lograr el convencimiento de los agricultores, el ayuntamiento de La Manzanilla de la Paz consiguió que de su territorio municipal, se cancelara el cultivo de papas con la intención de suspender una actividad agrícola que se había realizado en una forma agresiva contra el medio ambiente, dado que traía consigo el deterioro de los suelos y la contaminación de los cuerpos de agua, como los arroyos y las presas por las descargas residuales de pesticidas y otros agroquímicos lo que perjudicó el perfil turístico del municipio.

El alcalde de este municipio de la Sierra del Tigre, Martín Cárdenas, expresó que ha sido una acción muy positiva que al momento no tenga en su municipio “una sola hectárea cultivada de papas”, puesto con ello se ha empezado a contrarrestar el saldo negativo de una actividad que durante varios años supuso daños al ambiente con la renta de tierras para los empresarios paperos.

Con el fin de que se conserven los suelos en buenas condiciones, diversas voces de empresarios forestales y de grupos ambientalistas han expresado que sería deseable que en municipios de la región, como Concepción de Buenos Aires y Tapalpa, las empresas de las papas sigan con sus actividades, pero en forma amigable con el ambiente.

El alcalde manzanillense citó como ejemplo de los daños que se originaban con el cultivo de las papas, que en una ocasión se sembraron 100 mil peces en la presa El Chiflón (uno de los atractivos turísticos más importantes del municipio), los que se murieron en más de 90 por ciento por las descargas de aguas de los campos por la gran cantidad de fertilizantes y pesticidas que eran arrastrados hasta el citado embalse.

Ante la persistencia que tenían las empresas en no modificar sus prácticas agrícolas negativas, el alcalde mencionó que se logró convencer a los dueños de la tierra para que ya no se concertaran acuerdos de arrendamiento a largo plazo, como se hacía anteriormente con convenios de diez o quince años. El edil dijo que no hay oposición contra las actividades agrícolas en el municipio, pero siempre y cuando éstas no afecten al medio ambiente.

Además, hizo notar que si se afectan los suelos y los cuerpos de aguas de su municipio éste se afectaría en su perfil turístico que es uno de sus activos más importantes.

A propósito comunicó que en los periodos vacacionales se ha tenido una magnífica afluencia de visitantes, sobre todo en los hoteles de tres y cuatro estrellas donde se ha tenido lleno hotel en ciertos días feriados además de una ocupación importante de los sitios de hospedaje.

PARA SABER

La imagen pintoresca de La Manzanilla con sus fincas de adobe y teja; además de su ubicación en la Ruta de la Sierra del Tigre, le confieren a este municipio un gran potencial turístico en la región de la montaña, lo que afortunadamente se ha ido detonando con la consecuente derrama económica en la población.