Expertos proponen una “revolución de datos” para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Home/Enero 2018/Expertos proponen una “revolución de datos” para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Expertos proponen una “revolución de datos” para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los modernos sistemas de datos son esenciales para monitorear, administrar y planear las acciones que toman los gobiernos con el fin de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el 2030, según la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN), órgano consultivo del Secretario General de las Naciones Unidas y de la Red Temática de Investigación sobre Datos y Estadísticas (TReENDS), un grupo independiente de expertos internacionales en el campo de los datos.

Sin embargo, los funcionarios gubernamentales y los formuladores de políticas en todo el mundo están abrumados por el problema de encontrar datos confiables que puedan utilizar en la planeación, toma de decisiones y diseño de programas para el desarrollo sustentable. Para superar este obstáculo, las empresas privadas, las instituciones de educación superior, así como las organizaciones internacionales y no gubernamentales deben ayudar a los gobiernos a reunir, curar, producir, analizar y diseminar información para planear, implementar y evaluar los ODS.

Se busca construir sistemas de datos del siglo 21 para monitorear y lograr los ODS. La idea es que estos modernos sistemas ayuden a los gobiernos a prepararse y responder a diferentes tipos de crisis, acceder a información en tiempo real que les permita tomar acciones administrativas eficaces, mantener un registro de los avances y ajustar el camino para lograr los ODS.

Los resultados del estudio Counting on the World: Building Modern Data Systems for Sustainable Development indican que los programas públicos serán eficaces como resultado del establecimiento de procesos de toma de decisiones informados y asistidos por datos desagregados y georreferenciados de alta calidad.

Los expertos reconocen que son pocos los países que cuentan con estos recursos y sostienen que los gobiernos deberían hacer un esfuerzo por limpiar, estandarizar y digitalizar los datos históricos a fin de establecer las bases para monitorear los avances.

El siguiente paso sería que los países implementen estrategias nacionales para generar estadísticas (NSDS) que produzcan “datos administrativos” robustos que son esenciales en los procesos de toma de decisiones informadas que asignen de manera eficaz los recursos disponibles a las áreas de desarrollo prioritarias.

Posteriormente, el sistema de datos se completaría con pronósticos, modelos científicos y predicciones que ayuden a las autoridades a mitigar, administrar o evitar los riesgos.
Además, se recomienda a los gobiernos nombrar a un coordinador de datos (CDO) cuya función sería seleccionar y clasificar los datos recolectados por diferentes métodos y recuperados de otras fuentes de información. El CDO sería también responsable de establecer alianzas apropiadas con productores y usuarios de datos como las oficinas nacionales de estadísticas (NSO), departamentos gubernamentales, organizaciones internacionales, donadores bilaterales, universidades, compañías y la sociedad civil, con el propósito de monitorear colectivamente el desarrollo sostenible.

El estudio identifica cuatro líneas de acción para que los gobiernos empiecen a crear sistemas de datos modernos.

La primera, administración pública, se deben tomar acciones destinadas a cambiar la función de las NSO de productores a coordinadores de datos.

La segunda línea de acción se refiere a que los gobiernos deben apegarse al Pacto Mundial de las Naciones Unidas respecto a los principios y normas que estableció el Grupo Asesor de Expertos Independientes del Secretario General de las Naciones Unidas para facilitar la operación de las nuevas alianzas de datos.

En tercer lugar, se pide a los gobiernos que trabajen con colaboradores para producir e intercambiar datos comparables en formatos compatibles.

En cuarto lugar, y para completar estas tareas que son necesarias para que haya una revolución de datos, en el informe se exhorta a los gobiernos a invertir en educación y capacitación, establecer acuerdos de colaboración técnica y buscar intercambios de tecnología con el sector privado para crear “capacidad estadística”.

Como resultado final, los países, al crear esa capacidad, podrán ofrecer datos y estadísticas de alta calidad a los funcionarios públicos, investigadores, emprendedores y ciudadanos que los soliciten.
El informe, a modo de cierre, ofrece un “plan de acción urgente” que explica con más detalle los resultados y las recomendaciones antes mencionadas. Este plan identifica también a los principales actores que deben encargarse de implementar las recomendaciones y el periodo en que deben lograr resultados concretos.

Tags: |

Leave A Comment

diecisiete + quince =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.