VISITA DE CAMPO
Feria agrícola especializada en Los Altos:
sembrando ideas, cosechado compromisos

Por vez primera se efectuó a finales de diciembre y los primeros días de enero del 2014, un singular evento que tuvo como fin el impulsar alternativas productivas, la llamada Feria de la Chía en la población de Acatic de la zona alteña de nuestro estado, que convocó a productores agropecuarios, profesionistas, técnicos, especialistas e investigadores, industria, casas agrocomerciales y autoridades rurales para compartir conocimientos, experiencias y actualizaciones para mejorar la producción de chía, mediante sistemas de producción eficientes y productivos y para conocer qué se está haciendo y trabajando en este cultivo-alimento del que tanto se ha hablado los últimos meses. Acatic cuenta con una enorme tradición agro-ganadera y es ya un referente nacional e internacional dentro del mundo agrícola de la chía.

AGROAMIGO estuvo presente en el evento y de ahí obtuvimos diversas opiniones y manifestaciones de personas ”metidas” en el tema. El Ingeniero Jaime Barba Castellanos, secretario de la Sociedad de Productores de Chía de Acatic, destacó que el evento se organizó para proponer cosas nuevas y positivas que permitan mejorar la rentabilidad en los agricultores, que “haya menos gastos de operación, sembrando ideas y cosechando soluciones”. Destacó también, que se ha buscado mejorar las prácticas agrícolas en este cultivo y “combinar o alternar nuestros cultivos tradicionales como el maíz, frijol, agave y el sorgo”.

Don Ignacio Ramírez Jiménez productor de Zapotlanejo, así como Leopoldo Galindo de Tepatitlán, comentaron que con este tipo de eventos, los productores pueden tener acceso a más información y conocer investigaciones y novedades, pues también tuvieron acceso a conferencias de gran calidad y utilidad. Ahí se dio a conocer la importancia de sembrar lo necesario para atender oportunamente el “mercado” en crecimiento y sobre todo con un “manejo innocuo”, aspecto importante por el tipo de cultivo.

También presente en la Feria, el presidente del Consejo Estatal de Productores de Chía de Jalisco, Rigoberto de la Torre Anaya, señaló que los temas que se abordaron en las conferencias ofrecidas, les permitió conocer diversas alternativas de paquetes tecnológicos para aplicarlos a este agronegocio para tener una mayor rentabilidad. Nos decía Rigoberto que el Consejo Estatal, ya en tareas de organización gremial, está preparando un padrón de productores con la finalidad de identificar volúmenes de producción de cada región en el estado, los lugares donde ya se comenzó a producir y de esa manera orientar a los agricultores, sobre aspectos técnicos, condiciones climatologías, de inocuidad y de mercados. Una tarea que tiene a cuestas por cierto, es que con el apoyo de Sagarpa van a trabajar para lograr la “denominación de origen” de la chía y constituir el “Sistema Producto Chía”.

La chía y sus ya afamadas propiedades eran totalmente desconocidas en casi todo el mundo, mencionaba Rigoberto de la Torre. A principios de los años 90 se realizó un estudio, al parecer promovido por Estados Unidos, para identificar granos alternativos y producirlos a escala industrial, encontrando en la semilla de chía grandes beneficios que contribuyen a la buena nutrición y salud. Fácilmente la ”podemos encontrar en el mercado y debería aprovecharse de mejor manera, encauzando a un mayor consumo en los mexicanos, tal como ya se consume en varios países europeos, asiáticos y norteamérica”

Ramón Paredes Hernández, presidente del Consejo Regional de la chía Altos Sur y Marco Galio Delgadillo, asesor técnico de Agroquímicos de la Ciénega, también expositor en el evento, comentaban con varios asistentes sobre el “boom” de este gran cultivo y como ha creado expectativas. Decían, que un “precio que mantenga el optimismo e interés de los productores”, no debe ser desmedido para dar solidez y seguridad a los compradores para que estos y la industria transformadora, por ejemplo en aceite, mantengan el interés en comprar la chía local y no importar de países sudamericanos y con ello se puedan crean mejores expectativas y todos ganen.

Hace unos 3 años la chía se vendía a 40 pesos el kilo y el pasado 2012, a 120 pesos, pero ahora con una gran oferta por las siembras que se hicieron, lo interesante es que se venda a un precio adecuado con posibilidades reales, que el agricultor gane y la industria también. La difusión de las virtudes de la chía, ha llevado a una creciente demanda internacional. El mercado nacional también abrazó la “ola” de la chía, agitando aún más la crecida de precio de una manera extraordinaria, tal como lo resaltaron en esta conversación los citados productores.

“Tomémoslo con calma”, destacó por su parte Germán Butze de la agencia Ciyde Agronegocios, empresa que ha trabajado ya con diversos productores tanto en la fases de producción como diseñando esquemas de comercialización bajo convenios de agricultura comercial. “El buen precio de hoy es consecuencia de la alta demanda que viene creciendo. Esta ola no será constante, además por la producción de otros países sudamericanos”, advierte que ahora con una superficie sembrada en Jalisco en más del 400%, puede que provoque precios debajo de lo esperado por los productores. Sin embargo, apunta que las afectaciones de la naturaleza, como ocurrió con un 2013 muy llovedor, incluso hasta los últimos días del año, “puede que perturbe a la producción esperada y quizá para finales de enero estemos conociendo una producción inesperada”.

Habrá que trabajar mucho para consolidar este cultivo con objetivos de beneficiar al productor. “Imaginemos el potencial mercado de 100 millones de mexicanos”, lo mencionaba Genaro Santoscoy. La declaración de la chía como suplemento alimenticio por parte de la FDA de Estados Unidos, la conciencia sobre la alimentación saludable y una mayor difusión de sus bondades, entre las que destaca la alta concentración de Omega 3, un ácido graso fundamental para combatir el colesterol malo y prevenir enfermedades cardiacas, cáncer y diabetes, “son consecuencia de su ya gran demanda”, comentó Santoscoy.

Hoy, la chía empieza a formar parte de la dieta saludable y sus aplicaciones crecen a pasos agigantados en la industria farmacéutica y alimenticia. AGROAMIGO vio en la Feria realizada en Acatic una gran ocasión para trabajar organizadamente en esta gran oportunidad rural; es oportunidad para largo plazo.

feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia feria agricola de la chia