El equipamiento tecnológico de los establos es una prioridad para la rentabilidad de la ganadería lechera. Afortunadamente hay una tendencia creciente de productores que le apuestan a la tecnificación, según lo señaló el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco (Seder), Héctor Padilla Gutiérrez.

Detalló en fechas recientes de 500 establos integrados al esquema de producción lechera de bajo costo y alta calidad del esquema de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), ahora ya se cuenta con mil 200 unidades productivas que se encuentran en proceso de incrementar sustancialmente sus índices de eficiencia.

Además de la tecnificación de los establos, el funcionario estatal también destacó que en Jalisco se logró una negociación favorable del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz para que Liconsa fuera fortalecida con más presupuesto para evitar que se dejaran de comprar cerca de 300 mil litros diarios de leche a productores de las regiones Altos Norte y Altos Sur.

Padilla Gutiérrez resaltó que se tienen estudios que revelan que con la misma población de vacas que se tiene actualmente en el campo jalisciense se podría incrementar 30 por ciento el volumen de leche, sin necesidad de invertir en nuevas compras de ganado, siempre y cuando se eleven los indicadores de eficiencia y en esto tiene mucho que aportar el modelo promovido por el FIRA. Jalisco diariamente produce 5.2 millones de litros leche.

Como se ha informado en varios foros y encuentros de las autoridades estatales con el sector lechero, el esquema del FIRA supone un apoyo en financiamiento y en asesoría técnica para aumentar la eficiencia productiva de los establos.

Jalisco, líder en compras de Liconsa.

Por otra parte, el tesorero de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), Salvador Alvarez Morán, destacó que la reciente determinación del gobierno federal de dotar de más liquidez a Liconsa, incide favorablemente en cuatro mil ganaderos jaliscienses, sobre todo de los que están como proveedores de esta empresa paraestatal.

Recordó que del total de adquisiciones de leche fresca que efectúa Liconsa en el mercado nacional, 60 por ciento de esas compras son de leche jalisciense. En promedio diario, Liconsa adquiere 850 mil litros del hato lechero de Jalisco.

El expresidente del gremio ganadero jalisciense resaltó que tiene carácter urgente que el Congreso de la Unión etiquete los suficientes recursos para que Liconsa, cuente con liquidez para que no vuelvan a ocurrir situaciones similares que afecten a los productores.

Este dirigente puntualizó que Jalisco encabeza la lista de las entidades de producción lechera que le suministran su materia prima, seguida de Veracruz, Chihuahua y Guanajuato.

El DATO
El modelo del FIRA para tecnificar la ganadería lechera incluye aspectos de gran importancia en la nutrición y salud de los animales para con ello mejorar sus indicadores productivos y hacer más rentable la actividad.

También se incluye la utilización del gas metano como fuente de energía en los establos, lo que supone incidir en reducir la contaminación ambiental.