Guerra de largo alcance contra el picudo del agave

Ante la fuerza depredadora que supone para el campo agavero el escarabajo picudo (Schyphophorus acupunctatus), el sector tequilero prolongará una campaña sanitaria para un control a fondo de este artrópodo. Ya se establecieron las acciones iniciales de soporte que tendrán continuidad en un plazo tentativo de diez años para un ataque a fondo de la plaga.

Tal lo informó el titular del Centro de Referencia del Consejo Regulador del Tequila (CRT), Martín Muñoz, quien refirió que a lo largo de 2012 y 2013, se establecieron las bases del trabajo que serán avaladas por el Servicio Nacional del Sistema de Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica) para darle seguimiento a esta campaña.

Como se recordará, la proliferación del escarabajo se disparó en un contexto del descuido de plantaciones de agave azul como consecuencia del entorno de una caída del precio de esta materia prima por el escenario de sobreproducción que se tuvo en años recientes.

Detalló que entre las acciones realizadas se destaca el establecimiento de casi 5 mil trampas a lo largo y ancho de la zona protegida de la denominación de origen (181 municipios del país) para que se recabaran datos indicadores del nivel de infestación en los lugares elegidos.

El empleo de feromonas

El entrevistado hizo notar que en la campaña fitosanitaria contra este depredador del agave tequilero, se han empleado feromonas para atraer a los escarabajos a las trampas que contienen un pedazo de agave (de 300 a 400 gramos) impregnado de un insecticida para eliminar los bichos.

Citó que en los sitios de mayor concentración de mayates se han detectado de 22 a 25 animales por trampa, lo que habrá de ser evaluado de acuerdo a una metodología para el control que ha diseñado el Senasica, lo que también supone el establecimiento de tres trampas por cada hectárea de plantaciones de agave.

El entrevistado expresó que estas acciones habrán de valorarse continuamente con varios parámetros, de modo que se generen conocimientos importantes a varias interrogantes que se tienen sobre el comportamiento del escarabajo.

Al respecto, entre los especialistas entomólogos se ha tenido el cuestionamiento sobre si el picudo se ha hecho más agresivo y resistente a los insecticidas, como efecto del cambio climático.

Detalló que cada dosis de feromonas supone actualmente un costo de 80 pesos.
También refirió que la campaña contra el picudo ha facilitado que el monitoreo en el campo permita generar conocimientos sobre la presencia de otras enfermedades del mezcal tequilero.

Para saber
Durante 2013, el consumo de agave por la industria tequilera implicó 785 mil toneladas, 15 por ciento abajo del año anterior.
Al momento ya se han invertido de parte del gobierno federal más de 30 millones de pesos en recursos para la compra de insumos y el pago de personal técnico en la implementación de la campaña fitosanitaria.

Fuente. Sagarpa-CRT.

 

agave agave agave agave agave agave agave agave agave agave