AMATITÁN, JAL. El Consejo Regulador del Tequila logró un acuerdo histórico con el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para el combate frontal a la producción y comercialización de bebidas alcohólicas, que no cumplen la normatividad oficial, ya sea por venderse adulteradas o por no respetar lineamientos en favor del consumidor.

Al firmar como testigo de honor, como también lo hizo el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, afirmó que con este acuerdo la autoridad fiscal se compromete a una actuación formal y expedita de todas las denuncias que se le presenten sobre situaciones irregulares que tengan que ver con el tequila y otras bebidas espirituosas, de manera que en un plazo de 72 horas se tenga puntual respuesta a tales señalamientos.

Acompañado del presidente del Consejo Regulador del Tequila, Miguel Ángel Domínguez Morales, el responsable de las finanzas públicas mexicanas, subrayó que por cada denuncia que se reciba en virtud de este convenio, la autoridad tributaria hará la revisión fiscal correspondiente, lo que pudiera incluir desde auditorías a las empresas o personas físicas acusadas, hasta el decomiso de mercancías y la integración de procesos penales, según cada caso particular.

En su intervención, el dirigente del CRT, Miguel Ángel Domínguez, hizo notar que este convenio trae optimismo para que se haga valer el estado de derecho en el comercio de las bebidas espirituosas.

Citó que el mercado ilegal de la comercialización de bebidas espirituosas supone un monto de 20 mil millones de pesos, con un pérdida de ingresos fiscales del orden de los 6 mil 300 millones de pesos, lo que revela el tamaño de este fenómeno que atenta contra la legalidad.

El encuentro tuvo gran concurrencia de empresarios tequileros, como Juan Beckmann Vidal (Casa Cuervo), Randy Mac Cahan (Herradura), Eduardo Orendain Giovannini (Tequila Arette) y candidato de unidad a la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, entre otras personalidades.

Entre los invitados del sector público, estuvieron el titular del SAT, Aristóteles Núñez; el responsable de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas, Héctor Pérez Partida y el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Jalisco, José Palacios Jiménez.

Convenio del CRT con Pro México
La red de 48 oficinas en 31 países de Pro México será una plataforma específica de promoción comercial del tequila, lo que funcionará como un instrumento en el momento actual en que la exportación tequilera, sigue como la palanca que trae el principal dinamismo económico para esta agroindustria.

Tal determinación es derivada de la reciente firma del convenio de colaboración que suscribieron el Consejo Regulador del Tequila y la organización Pro México, cuya firma se tuvo de parte del presidente del organismo certificador, Miguel Ángel Domínguez Morales; y el titular de la dependencia federal, Francisco González Díaz.

Según se estableció en el convenio, la intención de este acuerdo también incluye el monitoreo de las bebidas que se ostenten como tequila en los diversos países donde funcionan las oficinas de Pro México, de manera que se detecten oportunamente situaciones irregulares.

Este convenio también está abierto a otros esquemas de intercambio entre las partes firmantes, como la realización de misiones comerciales aprovechando la plataforma internacional de Pro México.

EL DATO
El mercado de bebidas alcohólicas en México supone un volumen de 20.7 millones de cajas, lo que implica 183 millones de litros .
Se estima una comercio ilegal de 43 por ciento en las cifras anteriores, lo que supone el desplazamiento de 80 millones de litros.
El comercio legal es de 106 millones de litros.
Entre las irregularidades detectadas del comercio ilegal de tequila figuran: venta de botellas sin marbete del SAT, comercialización en la vía pública, como autopistas de cuota y carreteras; uso de marcas de destilados que se confunden con la palabra tequila con engaño al consumidor, publicidad de producto fuera de norma que se ostenta como tequila, entre otras anomalías.