El campo de Jalisco, no tiene visión de futuro “tiene baja productividad, clientelismo electoral, abuso en sus recursos naturales, está abandonado, con un tema de delincuencia serio, sin estrategia y aun así somos el principal sector productivo del estado que más derrama económica genera y el que mayor índice de ocupación de empleo tiene”. Lo anterior lo señaló Jacobo Cabrera Palos, Presidente electo del Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ).

El nuevo dirigente de este sector que sustituirá al M.V.Z. Otilio Valdés Correa, a partir del mes de noviembre próximo cuando se de el cambio de estafeta dentro del Foro Internacional Agropecuario de Jalisco (FIAJ), presenta un diagnóstico sobre el estado en que se encuentra el campo en la entidad señalando “Jalisco es el granero nacional, líder en la producción y transformación de alimentos, sin embargo aún hace falta profesionalización porque la industria es informal en varios aspectos, incluyendo el problema de los jornaleros agrícolas y de trabajadores infantiles”.

Advierte que no será un líder de membrete y que sumará voluntades, que se coordinará con las empresas, universidades y, organismos públicos para un mejor desarrollo del sector.

Explicó que es serio el problema de desertificación de zonas altamente productoras de alimentos como los altos de Jalisco y Ciudad Guzmán, donde se tiene detectado que en 20 años el tema de mantos friáticos hará crisis. “Mi visión es que el CAJ, tiene que estar involucrado en los temas social, en el medio ambiental, de salud y seguridad”, citó.

Recordó que la red de inocuidad de los alimentos que ya está operando en el CAJ y que es la primera y referente nacional, permitirá ser expertos exportadores sin barreras arancelarias y con salud digna para los habitantes.

El principal expertis de Jacobo es que conoce los sectores gremiales, como abogado, árbitro internacional, especialista en fideicomisos, creó la primera integradora de producción rural en la ribera de Jocotepec (Pro Joco), en Baja California participó en proyectos de pesca para formar cooperativas, en el fideicomiso de Ciudad Agropecuaria, abogado de la Expo Guadalajara y articulador de la red de inocuidad y del clúster alimenticio en el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ).

Una de sus propuestas que hizo a los asociados para ocupar la presidencia, fue la identificación de 22 secciones que debe tener el CAJ. “Estamos haciendo un reglamento, vamos a rescatar los consejos regionales, entre otras cosas, pero la principal fortaleza es nuestra representatividad que debemos explotar para beneficio de los asociados y socios”.

Jacobo Cabrera pretende también crear la Cámara Pecuaria, aprovechando la alianza que se tiene con Concamín “nos sentimos limitados porque no participamos en el INADEM ni en la Secretaría de Economía para no perder más los apoyos que pudiera tener el sector”.

Cabe señalar que Jacobo Cabrera Palos no tuvo adversarios para contender por la silla del Consejo Agropecuario de Jalisco y de esta manera quedó como candidato de unidad.