La agricultura por contrato, es el único esquema que ha funcionado, en las malas y en las buenas pero no ha logrado mejorar el ingreso al productor.

Ha funcionado cuando los precios del maíz se fueron a 5 mil pesos la tonelada y ahora que están más bajos, señaló el Presidente de la Cámara Nacional de Maíz Industrializado (CANAMI), José Alfonso Cebreros Murillo.

El líder industrial que agrupa a las empresas que transforman el maíz para obtener productos intermedios o insumos industriales, como son harina de maíz nixtamalizado y los derivados del almidón, o que producen alimentos como cereales para desayuno o frituras, botanas y diversos alimentos tradicionales mexicanos, en particular tortillas; platicó con nuestro medio, dando su visión del mercado del maíz en México.

Sobre el reordenamiento de la cadena productiva del maíz señaló: “Tomemos en cuenta de que si estamos hablando de reordenar el mercado, primero tenemos que reconocer que el mercado existe y que no es un invento de los malosos del capitalismo”.

El mercado existe y da señales con mucha anticipación. Esa es la única ventaja y ahorita podemos saber del precio que puede regir para el año próximo en Sinaloa y que seguirán los precios bajos para el productor”.

De ahí la importancia de lo que se ha dicho sobre el ingreso objetivo para los productores. La agricultura por contrato ha sido muy eficiente para colocar a tiempo las cosechas. Saber a tiempo quien le compra y quien le vende, pero no sirve para lograr el precio objetivo del productor.

“Quizás la falla estuvo en que cuando hubo precios altos, nadie presionó al Congreso ni al gobierno para que se fuera actualizando el ingreso objetivo y así se quedó en 2 mil 100 pesos la tonelada

Claro que ahorita está el planteamiento de que es un derecho del productor que se le garantice un ingreso mínimo que le permita salir con sus costos y eso ocasiona presión sobre el presupuesto”.

Refirió que en el mundo está aumentando la oferta de granos a pesar de los precios bajos “ No nada más en Estados Unidos que tiene una tradición muy fuerte, sino que se están incorporando países como Brasil y Ucrania que no tenían vocación en la producción de maíz en el mercado “.

Cebreros Murillo , mostró su preocupación del hecho de que con 20 por ciento de arancel que se le cobra a Sudáfrica , está llegando con su maíz a México, lo que es síntoma de que tenemos un problema grave de productividad. “Y Sudáfrica está en el fin del mundo prácticamente y los combustibles y los fletes siguen subiendo “.

México no cuenta con políticas públicas para tener reservas en granos “ tal vez porque está muy ligado al tema del almacenamiento. Es muy difícil conseguir en México financiamiento para construir bodegas y mas cuando queremos que sean bodegas en manos de los productores para que sean ellos los que decidan los tiempos y los movimientos”. Citó.

Sobre el tema de asimetrías presupuestales de México con otros países dijo que es una realidad que Estados Unidos y la Unión Europea le meten mucho dinero para apoyar su campo “pero eso no lo vamos lograr emparejar si antes no logramos cosas como mejora de tecnología , innovación y organización”.

Recordó que Brasil no da apoyos a los productores si el proyecto no es mayor de 50 mil hectáreas.” Pueden ser de un solo individuo o de un grupo de productores, pero exige el proyecto 50 mil hectáreas para arriba para entrar con apoyo. Es decir los proyectos pequeños no lo ven como solución”.

Debe haber incentivos a la productividad, insistió al señalar que “necesitamos agricultores productivos que saquen más de diez toneladas por hectárea; debe aplicarse esta regla, porque no habrá presupuesto que alcance para llegar a todos los improductivos “.

Agregó que los productores también deberán tener un alto grado de eficiencia y meter innovación y desarrollo, ya que actualmente se quedan con la semilla tradicional porque es la mas barata, apartan la de su propia cosecha, siendo que al mercado hay que invertirle y apoyar a las semilleras mexicanas.

Por otro lado mencionó que ASERCA debe trabajar en un esquema donde la agricultura por contrato esté abierta todo el año, aunque eso requiere un padrón reconocido de productores y compradores confiables.

“Entendemos la necesidad de tener muchos papeles de las autoridades, pero las empresas que tiene un record de años de cumplimiento deberían ser tratados de manera diferente y habilitarse una ventanilla que esté abierta de manera permanente para que decidan cuando entrar o no”.

En ese sentido propuso también la instalación de una comisión de arbitraje para resolver controversias que no se conviertan en enfrentamientos y contar con reglas claras y sencillas, sin manipulación y además con políticas para atender la especulación y la volatilidad del grano.

 

La agricultura por contrato La agricultura por contrato La agricultura por contrato La agricultura por contrato La agricultura por contrato La agricultura por contrato La agricultura por contrato La agricultura por contrato