El cultivo de la chía debe aprender de las experiencias negativas de los productos cuya oferta ha sido superior a la demanda, de modo que en lo sucesivo sus productores y comercializadores tengan esto presente en sus planes de negocios para no caer en situaciones desalentadoras.

Así lo plantea el directivo de la cooperativa Prolea del municipio alteño de Acatic, Ramiro Ramírez, quien refiere que la cosecha de chía del ciclo 2013, cayó casi en 50 por ciento en su precio en comparación con el que se tuvo dos años atrás, debido que al haberse multiplicado sustancialmente la siembra de esta planta, el mercado castigó severamente su precio.

Expuso que ante una situación incierta sobre si se incrementará o reducirá la producción de chía, en lo sucesivo hay que planear el negocio para vender el producto ya con valor agregado para asegurar más rentabilidad.

El valor añadido ya se tiene desde una buena limpieza del producto luego de su cosecha, hasta venderlo con una presentación, ya sea en grano, pasta, aceite, u otras formas que la hagan atractiva al consumidor y más rentable para quien la produce y procesa. Por ejemplo, el aceite de chía supera los 200 pesos por litro en el segmento de los alimentos gourmet, donde se compite con los aceites de aguacate, ajonjolí y oliva.

En el caso de su organización que también integra a ganaderos lecheros y que ya tiene en el mercado de los productos lácteos, el dirigente comenta que se tiene en los planes integrar la chía al yogurt para darle mayor contenido nutricional a este alimento.

También indicó que se pretende incursionar en la exportación directa a varios países donde se valora en forma importante a la chía, como son los de Norteamérica, Asia y Europa, sobre todo ahora que se tiene en la sociedad una conciencia creciente por los alimentos facilitadores de condiciones en favor de la salud.

Ramiro Ramírez subraya que así como su empresa ya dio el salto para vender productos lácteos, en vez de solamente la leche fresca, se tiene que dar también lo mismo con la chía, máxime que hay otros países que también son grandes productores de este producto, como Australia y varias naciones sudamericanas.

En el mercado del procesamiento de la chía, dice tener conocimiento de que en la región Occidente del país, actualmente hay tres empresas (incluida Prolea) que ya se han enfocado al aprovechamiento de la chía para darle el mayor valor agregado posible.

Por cierto, la Región Altos Sur ha sido pionera en Jalisco en el cultivo de chía. Recientemente el cultivo se ha expandido por otras regiones.
Fuente. Gobierno de Jalisco.

EL DATO
Hay un interés creciente por la chía por sus ventajas nutricionales en el contenido de proteína, antioxidantes, fibra soluble y Omega3.
En el pasado ciclo agrícola se cultivaron 35 mil hectáreas de chía, lo que casi triplicó su área en comparación con el periodo anterior.

Salvador Y Maldonado Díaz