Las plantaciones de mango de exportación en la Costa de Jalisco se han incrementado en los últimos años. Los agricultores le siguen apostado a esta fruta, por este motivo, sus productores pretenden que se establezcan más centros de empacado para enviar más producto al exterior.

El dirigente de la Sociedad de Productores Agropecuarios del Valle de Tomatlán, Homero Becerra Cázares, informó que a la fecha se tienen 3 mil 500 hectáreas de mango en territorio tomatlense, contra las 2 mil 400 que se tenían hace ocho años, lo que muestra el interés por este producto fruta que gradualmente gana presencia en el mercado norteamericano.

Por cierto, en la Costa Sur se tienen huertas de mango mejorado, sobre todo de las variedades Kent, Hadden y Tommy Atkins (a varias se les denomina petacón en forma coloquial), las que son diferentes al mango criollo o barranqueño.

Ante el incremento de la oferta exportable, indicó que se requiere de más centros de empaque, de modo que se establezcan dos nuevos módulos adicionales a los dos que ya se tienen en este municipio de la Costa Sur de Jalisco.

Argumentó que la exportación de la fruta es la alternativa más rentable, dado que en promedio el precio del producto exportable supone un ingreso superior de 70 a 80 por ciento en comparación con la cotización del mercado doméstico.

El fruticultor hizo notar que 60 por ciento del mango cosechado se destina a la exportación, por lo que esto puede incrementarse con nuevos sitios de empaque.

Hizo mención de que los destinos de exportación del mango jalisciense son las entidades norteamericanas de Texas y Arizona, teniendo como frontera de entrada la aduana de Hidalgo en territorio texano.

Este planteamiento en torno al mango fue expuesto al titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER), Héctor Padilla Gutiérrez en reciente gira a la Costa Sur. El funcionario ofreció analizarlo para proceder posteriormente a formular proyectos concretos que puedan ser apoyados.

Última cosecha atípica

Homero Becerra comunicó que la cosecha del pasado año 2014 para el mango de la Costa Sur registró una situación fuera de lo común, dado que las lluvias de invierno y las anticipadas del verano afectaron la floración, y con ello, se tuvo menos producción, además de que se alteró el crecimiento y se tuvo fruta de mayor tamaño que no es demandada en el mercado de exportación.

Puntualizó que la venta de exportación sólo alcanzó 873 mil cajas, contra un millón 200 mil del periodo 2013, lo que supuso una caída significativa.

Por estos motivos, hizo notar que se dio un fenómeno inédito en veinte años: se tuvo mejor en el mercado doméstico por la mayor demanda de la industria de jugos y otros alimentos, que en el ámbito internacional en el que el precio no se levantó.

También habló de que otro reto es lograr industrializar el mango, lo que supone capacitación para el dominio de las técnicas de producción de productos alimenticios derivados de esta fruta, como dulces y conservas, y otros que tengan demanda en el mercado.

 EL DATO

En la Costa Sur se tienen 5 mil hectáreas de mango mejorado con una producción de 40 mil toneladas.

Otros municipios con mango mejorado son Casimiro Castillo, La Huerta, Cihuatlán y Puerto Vallarta.

Con el fin de mejorar la inocuidad de la fruticultura en la costa jalisciense, se tiene en marcha el Programa de Certificación de Huertas que supone el mejoramiento de las condiciones de higiene y sanidad con el establecimiento de sanitarios y salones comedores en las unidades productivas.

Entre los productos destacados de la fruticultura de la Costa jalisciense, se tienen el mango, el plátano, la piña y la sandía.