Como ha sucedido en otros sectores económicos, las difíciles condiciones del mercado de la carne de cerdo en años recientes trajeron consigo una drástica concentración de la actividad porcícola. De tenerse un padrón de tres mil 500 granjeros jaliscienses hace cinco años, actualmente se tiene un poco menos de 900.

Esta concentración del gremio porcícola jalisciense en menos jugadores, es otro episodio adicional a otras circunstancias adversas que ha vivido este sector en los últimos veinticinco años, lapso en el que se ha incrementado la competencia desleal con las importaciones de Estados Unidos, luego de la apertura económica del país.

Así se informó de parte de la Unión Regional de Porcicultores de Jalisco (URPJ) que encabeza Heriberto Hernández Cárdenas, a la Comisión de Ganadería del Congreso del Estado, que preside la diputada Norma Angélica Cordero Prado.
En el encuentro se destacó que pese al cierre de granjas que se ha registrado en varios municipios jaliscienses de parte de pequeños productores, la porcicultura estatal no ha dejado de mantener el liderazgo nacional, sobre todo por las aportaciones de grandes unidades de producción, como han sido las granjas de varios municipios alteños como Tepatitlán, San Juan de los Lagos y Acatic, por citar algunas.

Al respecto, el porcicultor tepatitlense, Alfonso González, puso el ejemplo de que en Tepatitlán y Acatic, se tiene en las granjas un inventario superior a las 300 mil hembras.
También se puso de manifiesto en la reunión, que el sector porcícola tiene en su agenda varios temas de interés a los que se deben dar respuestas, como afinar el esquema de compras consolidadas para reducir costos de insumos, además de enfrentar problemas de sanidad, como fue la diarrea epidémica porcina que fue un serio obstáculo durante el año pasado.

En el tema de las compras consolidadas, la mencionada organización de porcicultores tiene el reto de aprovechar el llamado ferropuerto que tiene en sus instalaciones del municipio de El Salto para recibir grandes volúmenes de granos a precios más convenientes para el abasto de sus agremiados.

Cercana la exportación de granjas jaliscienses
El mencionado Alfonso González refirió que gradualmente varias empresas porcícolas jaliscienses, como Proan y Pigamex (la que cuenta con centro de matanza TIF, un requisito indispensable para tener carne según lo pide el mercado internacional) han cumplido con los requisitos de la tramitología para exportar a varios países, como Japón, Sudcorea y China, con los que hay posibilidades en virtud de los acuerdos comerciales concertados por el Gobierno Federal.

Ante el importante avance del cumplimiento de requisitos, el entrevistado hizo mención de que se prevé lograr la exportación de parte de empresas jaliscienses en el corto plazo, lo que podría concretar el envío de embarques a Japón y Sudcorea en primer término; y posteriormente a China.

Trajo a colación que ya se han concretado exportaciones de carne de cerdo a Asia desde Jalisco, a través de una empresa de origen sonorense que tiene una planta TIF en el municipio de Atotonilco, la que envió los primeros embarques de exportación en 2012.
González informó que cuando se tienen ventas de exportación se manda entre 25 y 30 por ciento de la carne de un cerdo, lo que supone aprovechar el lomo y las costillas, por lo que el resto de la carne se envía al mercado doméstico.

Fuente:Sagarpa.
EL DATO
Jalisco aporta 21 por ciento de la producción nacional de carne de cerdo que supone un millón de toneladas.
Las exportaciones suponen cerca de 100 mil toneladas. Japón es el principal destino externo y Sonora es el líder en las exportaciones mexicanas.