El Líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y Senador de la República, Gerardo Sánchez García, aseguró que en el Congreso de la Unión, se están sentando las bases para realizar una profunda Reforma al campo este mismo año, que permitirá reducir la importación de alimentos y devolverle la competitividad a los productores nacionales.

La nueva Ley de Seguridad Alimentaria, modificará el actual marco legal y tendrá una visión a largo plazo, integrando metas y recursos multianuales, revisables cada 7 años a fin de evitar los cortes sexenales con motivo de los cambios de gobierno.

El relanzamiento del sector agropecuario permitirá fortalecer la infraestructura hidro agrícola, pecuaria y pesquera, para producir más y mejores alimentos y revertir así el propósito del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que quiere convertir a México en el segundo importador mundial agrícola y cárnico para el 2020. Indicó.

Estimó que de concretarse este año la Ley de Seguridad Alimentaria, habrá beneficios directos para más de 30 millones de habitantes del sector rural, aunque el objetivo claro está en que el país recupere la soberanía alimentaria, reduzca la pobreza y se frene la migración.

Sánchez García dijo que ya se tienen listas las propuestas para realizar con celeridad los trabajos legislativos en el cambio estructural que espera el campo mexicano, que traerá aparejado mejorar el ingreso de 7 millones de agricultores que aún quedan realizando esta actividad en el país.

Por: Marcela Leopo Flores
Foto: Agencia Foto Jalisco