Ante la próxima presentación y análisis en el Congreso de la Unión de la iniciativa para reformar el campo, por parte del gobierno federal, deberá ponerse como prioridad salvaguardar la seguridad alimentaria del país, la cual hasta ahora es dependiente hasta en un 70 por ciento del exterior, advirtió Roberto Giesemann, miembro del Consejo Directivo de la Asociación Civil Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (Proccyt).

Durante la realización del segundo Foro Regional sobre Innovación y tecnología en beneficio del campo, que se desarrolló en Guadalajara, Jalisco, el especialista consideró necesario que se establezcan alianzas estratégicas con autoridades, legisladores, productores, distribuidores y académicos que comparten como objetivo común la búsqueda de la autosuficiencia alimentaria del país incrementando la productividad en el campo.

En su mensaje se refirió a la importancia de tecnificar al campo para la obtención de un mejor rendimiento en cosechas con medidas preventivas para erradicar plagas , malezas y enfermedades.

Las empresas asociadas a PROCCYT invierten año con año millones de dólares en investigación y desarrollo para crear productos que permitan una mayor productividad de manera sustentable. Indicó.

De igual manera durante el Foro, se recalcó la importancia de invertir en investigación y tecnología para el desarrollo de nuevos productos fitosanitarios y semillas.

Para saber :

Este año, México por primera vez en su historia, participará como primer registrante en el Grupo Técnico de Plaguicidas dentro del marco del TLCAN, colocando al campo mexicano a la vanguardia en el uso de estos productos.

La revisión conjunta es un procedimiento para disminuir barreras al comercio, ofreciendo simultáneamente a los agricultores de los miembros del TLCAN los insumos registrados y con las mismas bases competitivas.