Lecheros piden que se establezca un fondo de “desastres”, de 2 mil millones de pesos

Que se emita un decreto donde se establezca un fondo de “desastres” por 2 mil millones de pesos para evitar que se vayan a la quiebra los productores, solicitó al gobierno federal el Presidente Nacional de la Confederación de los productores lecheros, Vicente Gómez Cobos.

Dijo que dicho fondo en su primera etapa operaría con 600 millones de pesos, de los cuales, 200 ya están “parados” en la Confederación, solo falta que el gobierno le ponga 400 millones de pesos y en los subsecuentes años creciera, para completar los 2 mil millones de pesos.

Dichos recursos servirían para sostener a los productores cuando se caiga el precio de la leche, pero antes podría secarse o cuajarse sin que se le dé ventaja para que suceda esto. “Son instrumentos que ya están en el mundo y simplemente hay que aplicarlos en el país y ponerle los recursos”. Mencionó.

Rechazó que haya excedentes de leche, “no puede haber excedentes de leche en un país donde somos deficitarios. Si producimos 30 millones de litros diarios y necesitamos 40 millones de litros; además el hecho de que la estacionalidad por las lluvias nos aumenta en poco más de un millón la producción no quiere decir que sobren. Lo que pasa es que no hay un orden en el mercado y el no poder colocarlos hace que se caiga el precio”.

Dijo que se ha convertido en un juego perverso la situación de los productores, donde el que compra tiene la ventaja, pero lo que está mal es que no hay un esquema de retiros estacionales del lácteo para sacarla del mercado sin que se distorsione el precio.

Detalló que los productores de leche están pidiendo que el citado fondo sirva también para el secado de la leche, sobre todo para que se aplique en el verano que es cuando se cae principalmente el precio del lácteo, “se trata de un seguro que aplicaría a favor del productor y que le permita cobrar la diferencia y no quebrar, es una especie de fondo de desastres como el que ya opera para salvar a la población”.

Por otro lado se quejó de que la Procuraduría Federal del Consumidor no vigila en los centros de consumo lo que se expende como leche, siendo que los ganaderos han trabajado por muchos años para la existencia en la ley de normas que no se cumplen.

Citó que en la norma dice muy claramente, que la marca no puede tener el nombre de un producto que no contenga el envase; “es decir, si en la marca dice leche, tiene que ser leche y esa es la trampa que queremos que se cambie”.

El líder de los lecheros dijo que ya son más de 20 años pidiéndole a PROFECO que aplique la norma, sobre todo porque el mercado lechero de este país vale 190 mil millones de pesos, los intereses económicos son muy grandes y la dependencia citada a través de la Secretaría de Economía puede hacer que su Procuradora se aplique. Finalizó.