Empresa bajo la guía femenina de Lorena Ortiz
La vida trae retos y para responder a ellos hay que hacer cambios en búsqueda de la innovación. Esto ha sucedido con la actual empresaria Lorena Ortiz, quien asumió su papel al frente de un negocio de industrializar aguacate para la producción de aceite que ahora comercializa con la marca Avogratto.

Detalla que su aceite es obtenido en 100 por ciento de aguacate de exportación y es elaborado sin conservadores, con un año de vida de anaquel, por lo que es confiable como alimento de grandes características nutricionales en ácidos omega 3,6 y 9, proteína vegetal, vitaminas y minerales.

En el mercado oleico, refiere que la gran competencia se tiene con el aceite de oliva por la gran tradición de este en la gastronomía, por lo que hay un gran desafío en dar a conocer el producto. Sin embargo, destaca que el aceite de aguacate en la medida que se conoce, se le aprecia y gana terreno ante otros aceites.

Al momento, indica que puede ingerirse en distintas formas y ocasiones, desde puro en ayunas, hasta en ensaladas como aderezo y como ingrediente al freir y guisar.

Desde su punto de vista de la rentabilidad, dice que es un producto aspiracional, en cuanto que alguien lo consume porque así lo hace otra persona de su admiración. Además, citó que hay un segmento creciente de consumidores que dan preferencia a alimentos de gran contenido nutricional, y en esto, el aceite de aguacate tiene un lugar bien ganado.

Resalta que ya tiene testimonios de personas que al consumir este óleo han experimentado cambios en su salud que les han permitido prescindir de ciertos medicamentos en sus situaciones de hipertensión, diabetes y exceso de triglicéridos.

Ante el hecho de que se tiene un escenario de crecimiento de la producción mexicana de aguacate, como ha ocurrido en Jalisco en la última década, subraya que hay que aprovechar las oportunidades que se plantean con una demanda de los productos derivados de esta fruta, como es el caso del aceite.

Luego de una trayectoria en medio de comunicación y en el sector privado sin ser empresaria, Lorena Ortiz incursionó en actividades empresariales, en las que gradualmente es reconocida en su esfuerzo y en plan abierto al aprendizaje de las experiencia del ámbito de los negocios.

Como mujer empresaria, afirma que a ella “la han visto diferente, sobre todo cuando ha empezado a demostrar que sabe hacer las cosas. Las mujeres somos competitivas. Somos también impulsivas y sacamos adelante lo que nos proponemos cuando somos disciplinadas y con ello jugar adecuadamente diferentes roles, como el de mamá, empresaria y ama de casa”.

Para saber
El aguacate es uno de los productos estrella en las exportaciones agroalimentarias del país.
En Jalisco, de tenerse mil hectáreas en plantaciones de aguacate en el año 2000, actualmente se totalizan casi 15 mil hectáreas, lo que explica el auge de su cultivo.
El campo jalisciense es líder en la innovación tecnológica del cultivo, aunque Michoacán tenga más volumen en su producción total.
Forma parte del top five en los productos de exportación del campo mexicano.

Fuente: Seder-Jalisco-Sagarpa