Manejo de nematodo en cultivo de tomate

Home/Julio 2015/Manejo de nematodo en cultivo de tomate

Manejo de nematodo en cultivo de tomate

El cultivo de tomate (Lycopersicum esculentum), es de gran importancia económica a nivel mundial. En el continente americano, es la hortaliza de mayor consumo diario y sus plantaciones son fundamentales. En México sus áreas de producción están distribuidas en todo el país, particularmente en la región noroeste de la república.

Como todo cultivo, se ve expuesto a plagas y enfermedades durante su proceso de producción. Particularmente, el tomate es un excelente hospedero de algunos géneros de nemátodos, entre ellos Meloidogyne incognita, conocido como nemátodo de los nódulos, el cual provoca severos daños.

El ciclo de vida de las especies de Meloidogyne como en la mayoría de los nemátodos fitoparasitos consiste de 6 estadios: huevo, cuatro estadios juveniles (J1, J2, J3 y J4) y adulto.
La infección se inicia por la larva juvenil, la cual está en el suelo y ataca la punta de raicillas finas, penetra al interior e inicia la migración hacia porciones radiculares de arriba. Mediante el uso de su estilete, perfora las paredes celulares e inyecta secreciones que dan lugar a la formación de células deformes o bien, puede producir muchas células alrededor de la cabeza del nemátodo.
Como consecuencia se forman engrosamientos en las raíces, dando origen a los nódulos o agallas. Para completar el ciclo, la hembra adquiere la forma engrosada a manera de una pera.
Cuando la hembra es adulta deposita sus huevos en una masa gelatinosa y el número puede variar entre 600 y 1000 huevecillos por hembra. Estos huevecillos presentan un alto nivel de sobrevivencia y en la manera que sean eliminados por otros microorganismos, el daño por el nemátodo se verá reducido.
Síntomas en la planta.

Cuando el ataque es fuerte puede observarse poco crecimiento, clorosis del follaje, marchitez y baja producción. El síntoma más típico es la presencia de agallas o tumores en raíces. En casos muy severos puede ocurrir la muerte de las plantas.
Dependiendo del nivel de infección en las raíces, será el efecto en la planta, por lo que es conveniente muestrear el suelo antes de la plantación y detectar las posibles poblaciones de este nemátodo que pudiera hacerle daño al cultivo de tomate.
Tratamiento.
Para atender este problema el uso de productos químicos fumigantes de suelo es muy común, sin embargo pueden manifestar particulares desventajas, como el daño a las raíces, quemaduras en pelos absorbentes, obtención de resistencia por los fitopatógenos, entre otros.
Una de las alternativas más efectivas es el uso de productos a base de extractos vegetales como el de tagetes erecta (Cempasúchil); un producto con poder nematicida y nematostático (repelente), que actúa por contacto y sistemia. Contiene una serie de elementos activos que se caracterizan por su capacidad de inhibir y crear un medio hostil para el desarrollo y crecimiento de los nemátodos del género Meloydogine, Pratylenchus, Heterodera, Ditylenchus, Helycoptilenchus y Radopholus.

Ing. Yair González García

Leave A Comment

5 × 4 =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.