Expresa el técnico Enrique Veloz Gutiérrez, que debe existir conciencia para evitar que animales (perros) que luego no se desean, se vuelvan callejeros.

Los cuidados exagerados con los animales puede ser contraproducente por lo que las personas que deseen tener una mascota cerca de ellos (perros o gatos), deben tener plena conciencia de la condición de los mismos porque de lo contrario, puede ser que los dañen. “Con los animales, sí tenemos que ser responsables, mas no exagerar con ellos, pues los excesos son malos y también eso llega a dañarlos”.

Así se expresa Enrique Veloz Gutiérrez, presidente del Club Canófilo de Celaya, Guanajuato, que como tal, tiene nueve años de existencia. Él, es médico veterinario zootecnista y técnico autorizado por la Federación Canófila Mexicana.

Entre los problemas que se pueden tener, señala, es que las personas, después de algún tiempo, ya no deseen la mascota y, en consecuencia, muchos de los animales con esta situación, se encuentran luego en las calles.

Espacio. Uno de los aspectos que se debe tener presente, si se quiere adoptar una mascota, es el espacio del que se disponga. Menciona que en el caso de los perros, se tienen especies de diversos tamaños, las que pueden ser relacionadas con el espacio que se tenga disponible. Si la persona vive en un departamento o en una casa, ese espacio debe relacionarlo con el tamaño de la mascota que desee adquirir.

Al respecto, menciona: “El perro tiene que hacer ejercicio. Hay que ver primero que nada, cuál es su función zootécnica. A mí se me hace cruel tener un “Gran Danés” en un departamento cuando el perro es para cuidar animales o cuidar casas grandes… espacios abiertos… O tener un “chihuahueño” en un rancho… pues ya le sobra espacio. Pero sí es conveniente darles un espacio adecuado a los animales», menciona.

Cuidados. Veloz Gutiérrez menciona que la persona no debe tratar de sustituir el cariño de una persona con el de un perro, y entre el cuidado que no está de acuerdo en que se den al perro, están los siguientes:

-Evitar arroparlos, pues la naturaleza les dio pelo para protegerlos de las inclemencias del tiempo.
“No se te hace lógico que vea un chihuahueño, con 30 grados de calor, con un suéter”, ejemplifica.
-Cargarlos y apapacharlos con exageración, les provoca ansiedad.
“Es igual que el humano. Por eso tenemos problemas psicológicos, porque no sabemos canalizar esa ansiedad, esa energía que tenemos. Sí es bueno tener animales, pero todo equilibrado”.
-Alimentarlos adecuadamente, con productos balanceados.
“El perro es perro y el humano es humano. A un perro no se le puede dar ajo, chocolate. Si le das jamón, eso tiene muchos conservadores que ni nosotros deberíamos consumirlos”.
-El alimento proporcionado debe ser de acuerdo de la actividad del perro… pero muchas veces depende también de la economía del propietario.

LODIJO
“Sugiero que el animal de compañía depende de cómo seas. Hay perros como los que toda la gente los toma, por ejemplo los Terries, son muy nerviosos, hiperactivos. Entonces, dependiendo de cómo seas tú, el perro va a ser igual que tú”.
MVZ Enrique Veloz Gutiérrez
Presidente del Club Canófilo de Celaya

PIE DE FOTO
FOTO UNO
MVZ Enrique Veloz Gutiérrez, Presidente del Club Canófilo de Celaya.

FOTO DOS
CALIFICANDO un concurso de perros.

cuidado de los animales
cuidado de los animales
cuidado de los animales
cuidado de los animales
cuidado de los animales