Propone presidente de AGL de Jamay, un kilómetro de retirado entre apiarios de 50 a 75 colmenas.

Tlaquepaque, Jal.- Los beneficios que puede traer la ley apícola que está promoviendo la presidenta de la Comisión de Ganadería del Congreso del Estado, Norma Angélica Cordero, son necesarios pero no debe ser sólo a nivel estado, sino que debe llevarse a nivel federal.

“(Esta ley) sí nos beneficia, pero que sea una ley pareja, a nivel nacional; que no sean los mismos estados autónomos porque habemos productores que podemos emigrar a otros estados y nos pueden bloquear”. Así siente y se expresa Martín Sahagún Velasco, productor apícola y presidente de la Asociación Ganadera Local de Jamay, quien insiste que si se hace a nivel estatal, pueden presentarse manipulaciones en cuestión de gobiernos estatales donde se perjudique más al productor que no es del estado.

La ley. Entre los beneficios que observa, está el que permitirá fijar límites para no estarse invadiendo unos con otros, puesto que en las épocas de poca floración, mientras más población de colmenas haya, se tendrá menos recolección. “Nos puede ir poquito mal”.

Argumenta también que es buen tiempo para crearla para reafirmar los lazos de respeto de los productores en cuestión de límites, puesto que aún no hay “muchísimas colmenas y hay un cierto porcentaje de colmenas que se pueden reacomodar”, señala.

Comenta que de darse la ley a nivel federal, puede migrar a otros estados donde no haya la restricción estatal para la colocación de su apiario. “Si se hace esta ley a nivel estatal, cada estado va a ser autónomo y van a estarle pidiendo permiso, por decir, por cada municipio a cada presidente de asociación si es bienvenido ese productor o no. Entonces, por ahí nos podrían bloquear”, menciona.

Propuesta. El pasado mes de febrero se tuvo una reunión en Jamay a donde asistieron un gran número de productores apícolas del estado, y una de las propuestas que de ahí salió avalada, fue la de marcar una distancia adecuada entre apiario y apiario. Martín Sahagún señala que esta distancia consiste en que se tenga, al menos, un kilómetro de retirado entre un apiario y otro, cuando estos se compongan de al menos 50 colmenas y máximo 75.

“Esto no es un mal, es un bien para los productores… pero que se haga a nivel federal”, enfatiza el productor apícola. Sahagún Velasco reconoce que en esa ley también se proponen medidas para evitar que se comercialice miel adulterada, o que lleguen a sufrir lo que está pasando con el productor de leche, que se vendan productos sin ser enteramente miel.

Abunda en que a pesar de que ya existen los casos de «guachicoles» en la miel, a ellos, como productores, no les ha «pegado» porque la miel que ellos producen, casi toda se va a la exportación. “Pero no queremos que el día de mañana, por cuestiones de estos guachicoles se nos genere mala publicidad a la miel mexicana y nos vayan a cerrar las puertas de la exportación”, menciona.

Producción. Considera Martín que en Jamay hay aproximadamente 300 productores apícolas, que sin embargo, tienen sus apiarios en diferentes comunidades de los estados de Aguascalientes, Colima, San Luis Potosí, Zacatecas y obviamente, Jalisco. Su actividad generó el año pasado aproximadamente 700 toneladas de miel, mismo que le da un valor de producción de alrededor de 28 millones de pesos.

Menciona que en México, la producción de miel promedio anual, es de 50 mil toneladas y Jamay es unos de los municipios más productivos a nivel nacional, expresa.

LO DIJO
«Hay mieles, por decir ahorita la de mezquite, que esa miel, me ha tocado a mí personalmente etiquetar los tambos, y se van directamente a Estados Unidos o Europa (Hamburgo, Alemania)».
Martín Sahagún Velasco.
Presidente de la AGL de Jamay.

PIE DE FOTO
Martín Sahagún Velasco, productor apícola, y presidente de la AGL de Jamay.