Una polémica intermitente

CIUDAD DE MEXICO.  El diputado federal jalisciense José Luis Orozco Sánchez Aldana presentó una iniciativa ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, con el objetivo  de suspender el uso de cañones antigranizo en todo el territorio nacional hasta que se realicen investigaciones sobre sus efectos a la ecología; y en caso de que las conclusiones señalen que causan daños, se prohíba su utilización de manera permanente.

El  también coordinador de los legisladores federales del PRI por el estado de Jalisco, expuso el  exhorto para que las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), así como la de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), promuevan los  estudios necesarios sobre los efectos meteorológicos de los llamados “cañones antigranizo”.

El exalcalde de Zapotlán El Grande,  ya anteriormente, había gestionado un punto de acuerdo para pedir que las dos mencionadas dependencias tomaran  cartas en el asunto.     Ahora ha retomado el tema porque recientemente agricultores de diferentes partes del país han externado su preocupación por el uso de estos artefactos de los que, afirman, alejan las lluvias y afectan los cultivos tradicionales, como los granos y la caña.

Por cierto, los propietarios de los cañones son empresarios agrícolas de cultivos de exportación, como aguacate, berries y hortalizas, como sucede en el Sur de Jalisco.

Ante esta situación, el legislador planteó que ambas dependencias federales prohíban de inmediato su uso en todo el país, hasta que se conozcan los resultados de la investigación correspondiente.

En su punto de acuerdo, el diputado  por el distrito con sede en Zapotlán El Grande,  afirmó que actualmente “no hay evidencia científica concluyente para garantizar que no inhiben la lluvia en perjuicio de actividades económicas como la agricultura y la ganadería. Son acciones que afectan a nuestros alimentos, base de la subsistencia humana, por lo que la situación es verdaderamente crítica y perturbadora en nuestro país”.

En México, dijo, hay instituciones del más alto nivel y excelencia científica, capaces de realizar de manera profesional e imparcial un estudio detallado sobre el tema, que clarifique las opiniones, den certidumbre a todos los interesados y permita a las autoridades correspondientes asumir decisiones de manera informada.

Explicó que las lluvias intensas superan cada vez y con mayor frecuencia los registros históricos y terminan por inundar los campos de cultivo; o bien, las sequías devastan cultivos y predios para el ganado, y algunas regiones enteras siguen sin poder recuperarse de las pérdidas que éstas generaron.

En su documento, turnado a la Tercera Comisión, señaló que como resultado de lo anterior, hoy en día tenemos problemas de abastecimiento nacional de maíz, frijol, sorgo, trigo y caña de azúcar, entre otros productos, base de la alimentación de los mexicanos.

EL DATO

  • En el año 2002 hubo un movimiento de protesta social en el municipio de Zacoalco de Torres que trajo consigo el decomiso de un cañón por la autoridad municipal ante la presión vecinal.
  • Recientemente se han tenido casos de protestas sociales por este tema en los municipios de Tuxpan y Sayula.
  • Varios investigadores de la Universidad de Guadalajara se han pronunciado a favor del uso de los cañones.
  • Los cañones suponen mecanismos que lanzan ondas sonoras que viajan a la velocidad del sonido y que a base de explosiones controladas de gases desbaratan el granizo.