Para combatir la pobreza alimentaria, la delegación Jalisco de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa) gestionó el año pasado 16 millones de pesos que permitieron desarrollar dos mil 460 proyectos en Guadalajara, a través del programa agricultura familiar, periurbana y de traspatio de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Se trata del primer intento para impulsar la agricultura en las zonas urbanas, según el delegado de la Sagarpa, Javier Guízar Macías, quien explica que las instituciones federales se enfocaron exclusivamente durante muchos años a apoyar a dos rubros: la agricultura de subsistencia y la de alto valor productivo.

“La agricultura urbana se ha dejado, el punto es que tenemos muchas necesidades en el campo y el presupuesto no alcanza, mucho tiene que ver con que se ha privilegiado fortalecer el desarrollo agrícola del campo antes que en las zonas urbanas”.

Aunque la delegación pretendía aumentar los recursos federales para el programa de agricultura familiar en 2015, Guízar Macías acepta que este año se mantendrá el presupuesto debido al recorte presupuestal. En estos momentos, la Universidad de Chapingo analiza las colonias que serán intervenidas para beneficio de dos mil personas.

El año anterior, la casa de estudios seleccionó a 49 colonias en zonas de alta y muy alta marginación, en las que más de dos mil habitantes tuvieron apoyos de hasta ocho mil pesos para diferentes tipos de proyectos: avícolas, cunícolas, hortícolas, o mixtos; a través de los cuales recibieron equipamiento y acompañamiento.

Con ello, se busca que las familias de escasos recursos puedan tener garantizado su abasto de insumos básicos para la alimentación. Los interesados en recibir el apoyo gubernamental deben tener un patio de 10 metros cuadrados donde se puedan instalar los equipos, y contar con disposición para trabajar el huerto urbano.

Según el funcionario, se pudo constatar la demanda y el interés por parte de los ciudadanos, “pero hace falta fortalecer más esta actividad en las zonas urbanas, en el futuro hay que trabajar mucho las azoteas y lotes baldíos, nos hemos encontrado con muchos lotes desocupados en Guadalajara que pudieran tener proyectos de esta naturaleza”.

A nivel estatal, el delegado reconoce la falta de coordinación para avanzar hacia una política pública que integre los esfuerzos que vienen realizando diferentes instancias: “hace falta más coordinación entre todos los esfuerzos aislados para que pueda prosperar de mejor forma… La Seder está trabajando programas de esta naturaleza, no con tanta intensidad, también los ayuntamientos y la sociedad civil, pero ha faltado coordinación entre los diferentes niveles de gobierno”.

Colonias intervenidas por la Sagarpa
Huentitán, Lomas del Paraíso, El Verde, Rancho Nuevo, Santa Elena de la Cruz, Lázaro Cárdenas, Gómez Farías, El Carmen, Balcones del Cuatro, Loma Linda, Nueva Santa María, Lagos de Oriente, El Bethel, Santa Cecilia, Oblatos, Dr. Atl, Lomas de Polanco, Hermosa Provincia, Tetlán, Insurgentes, Obeliscos, Ferrocarril, entre otras.