Producir soluciones pensando en las personas. Un puente entre el presente y el futuro.

Home/Febrero 2018/Producir soluciones pensando en las personas. Un puente entre el presente y el futuro.

Producir soluciones pensando en las personas. Un puente entre el presente y el futuro.

El futuro de la alimentación global depende de varios factores. Uno, tal vez de los más sensibles, es el cambio climático.

El otro no menos importante es el del cuidado del medio ambiente, la biodiversidad, aunado a la posibilidad cierta de producir cuidando lo que tenemos.

Hacer que la producción agrícola gane no solo en cantidad, sino muy especialmente en calidad, abriendo oportunidades hoy y a futuro tanto a agricultores como a consumidores, es un compromiso que involucra a toda la cadena agroalimentaria.

Este compromiso parte de una premisa, hacer las cosas bien y ayudar a hacerlas, pensando en las personas y trabajando de manera continuada y eficiente para poder cumplir con una enorme meta, abastecer de alimentos a un mundo que crece a un ritmo vertiginoso, y condicionado por cambios generales en los resultados productivos, muchas veces a causa de los desajustes provocados por el cambio climático, Nadie duda de la importancia crucial de alcanzar el objetivo de seguir alimentando a un mundo creciente, hoy y para las décadas que vienen.

La pregunta es ¿cómo hacer en un escenario tan complejo para lograrlo?
La respuesta no es sencilla. Al mismo tiempo, esa respuesta debe estar asentada en respuestas, por encima de conjeturas. Esto es, qué se hace, qué cambió. Y qué mejoró. Así de simple, así de contundente.

La investigación y la ciencia, poseen un rol activo y determinante en la evolución humana. Pero particularmente en el fortalecimiento y consolidación de esas evoluciones.
Y resolver la ecuación de cómo seguir produciendo alimentos en condiciones diferentes y en muchos casos desfavorables, climática y técnicamente.

En México, se desarrolla el Programa MasAgro, de CIMMYT, el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, que desde hace más de medio siglo desarrolla . La de MasAgro representa una labor integral que como claramente lo menciona la FAO (http://www.fao.org/family-farming/detail/es/c/317878/ ) “para fortalecer la seguridad alimentaria a través de la investigación y el desarrollo, la generación de capacidades y la transferencia de tecnologías al campo para que los pequeños y medianos productores de maíz y de trigo obtengan rendimientos altos y estables, aumenten su ingreso y contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático en México” .

Datos que señalan mediciones de impacto del CIMMYT dan cuenta de que los productores de maíz de temporal bajo este programa incrementaron rentabilidad en sus unidades productivas entre nueve y 31 por ciento.

Hace apenas un año, el director del Centro de Desarrollo de la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE), Mario Pezzini, resalto la importancia de una complementación en la estrategia productiva entre SAGARPA y CIMMYT, planteó que estas actividades impulsan la productividad y sustentabilidad de manera efectiva.
Todo ello, sin dejar de lado el aspecto trascendente, asegurar escenarios favorables y posibles para seguir produciendo alimentos en los años que vienen, con base en resultados, en investigación, en innovación, y también en la premisa práctica de que, por encima de todo, de visiones contrapuestas, de miradas divergentes, el mundo tiene que comer. Y seguirá alimentándose, cada día, todos los días, en todos los tiempos.

Tags: |

Leave A Comment

20 + dieciseis =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.