Pulpo maya, especie que pretende una denominación de origen

Los mares mexicanos cuentan con especies endémicas. Y por ende, sólo existen en los litorales de nuestro país. Una de éstas es el pulpo maya del sureste, cuya cadena productiva pretende obtener una denominación de origen.

Esta especie se da en los mares de la Península de Yucatán, sobre todo en Campeche, y en menor proporción en Yucatán y Quintana Roo. Su tradición culinaria es ancestral y se remonta al pueblo maya desde los tiempos prehispánicos.

En el caso de los pescadores campechanos de esta especie, están integrados en el Comité del Sistema Producto Pulpo A.C., cuya gerencia encabeza la abogada Amneris Sánchez Ontiveros, quien expuso que esta especie (Octopus maya) tiene una identidad peculiar en varios aspectos que la distinguen del pulpo más conocido: Octopus vulgaris.

Esta directiva detalló que la captura implica una pesca artesanal que atrapa en forma selectiva sólo a los animales machos a través de unas jimbas (varas de bambú) que llevan como señuelo una jaiba que sólo es engullida por los especímenes masculinos, lo que protege a las hembras, y con ello estimulan el ciclo reproductivo de la especie.

Hizo notar que uno de los retos más urgentes es detener la captura clandestina, dado que en éstas se utilizan arpones de parte de sus pescadores que no respetan a las hembras y con ello se tiene una seria agresión contra la población de esta especie.

Reto de la certificación

Rafael Sánchez Rebolledo, presidente del citado Comité, comentó que uno de los retos que se encaran es lograr la certificación del proceso de captura, transporte y manejo de la especie para abrir de lleno los mercados de exportación.

Detalló que se requiere acreditar que la captura y manejo no presentan riesgos sanitarios, por lo que ya se cuenta con un protocolo avalado por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica) del Gobierno Federal.

También refirió que se tiene interés en conseguir a favor de esta especie la figura jurídica de la denominación de origen, con el objetivo de hacer valer la identidad de este animal y que lo valoren los consumidores, tanto en el mercado doméstico, como en nichos de exportación.

Al respecto, trajo a colación que ya se ha logrado exportar a España, un país de gran tradición en el consumo de pulpo en varias de sus regiones, como el ilustrativo caso de Galicia.

Resaltó que desde el punto de vista comercial, el pulpo común (Octopus vulgaris) tiene más demandas que el maya porque éste es de menor tamaño, pero éste tiene a su favor, un sabor peculiar que debe hacerse valer junto con lo que rodea a su tradición.

Habló que entre las tradiciones del gremio pulpero, figura la procesión que realiza sus pescadores, teniendo como punto de referencia el templo de San Francisco de Asís en el barrio de San Román, en la capital campechana.

Ambos entrevistados estuvieron en esta ciudad de la muestra Tequila, Mar y Vino; organizada para promover el consumo de productos pesqueros, en maridaje con las bebidas mencionadas.

PARA TENER EN CUENTA

  • El pulpo común (Octopus vulgaris llega a pesar hasta seis kilogramos, contra dos unidades del maya.
  • Los calamares superan en tamaño a los pulpos. El calamar gigante llega a pesar hasta 60 kilogramos.
  • La Península de Yucatán ya cuenta con una denominación de origen: el chile habanero producido en sus tres Estados peninsulares.
  • Desde 1974, el tequila tiene a su favor una DO lo qu convierte a este producto en el referente de las denominaciones de origen mexicanas.
  • Las denominaciones de origen son entregadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).
  • Fuente. Sistema Producto Pulpo. Sagarpa.