Hace días el Presidente Enrique Peña Nieto convocó a todos los actores del sector agroalimentario a opinar, proponer y debatir sobre los temas torales que deben perfeccionarse para ser más productivos y rentables. Se conformarán siete foros temáticos, siete foros territoriales, 32 foros estatales y uno nacional-global. Además, la página de la SAGARPA está abierta para recibir por internet cualquier aportación que quiera hacerse. Algunas consideraciones iniciales:

  • 1-Se debe partir de un diagnóstico exhaustivo para poder precisar y dimensionar los problemas a resolver. El debate debe abordar todos los temas y no excluir uno solo, como se pretende hacer con la tenencia de la tierra.
  • 2-La reforma debe introducir aún más los criterios ambientales y de cambio climático; privilegiando el enfoque de desarrollo humano sustentable agroalimentario.
  • 3-Debemos encontrar los mejores caminos para ser más eficientes, para abaratar costos de insumos, y reducir las grandes ganancias de unos cuantos, en este último punto tienen que presentarse los mejores cambios.
  • 4-La reforma implicará no sólo modificar la Constitución, sino también reformar varias leyes secundarias, cambiar presupuestos, programas y reglas de operación. Requiere informar, comunicar y capacitar sobre estos cambios a todos los actores involucrados.
  • 5-Debemos tener en mano la matriz de Tratados de Libre Comercio firmados con cerca de 50 países del mundo y las ventanas de oportunidad aún no aprovechadas para reenfocar parte del esfuerzo en este sentido.
  • 6-La Ley General de Desarrollo Rural Sustentable que rige al sector contempla a los sistemas-producto, tanto nacionales como estatales y al Consejo Nacional para el Desarrollo Rural Sustentable. Estos espacios deben ser respetados en su máxima expresión.
  • 8-En el sexenio pasado me desempeñé como Secretario de la SAGARPA por tres años y luego como Senador presidí la Comisión de Agricultura, desde donde concluimos un estudio sobre el marco legal que rige al sector: más de 450 instrumentos jurídicos internacionales, nacionales y estatales. Esto no debe seguir, debemos simplificar y facilitar toda la aplicación del marco normativo.
  • 9-No se debe caer en la tentación de partidizar o dar preferencia a algunas organizaciones con tintes partidista-electoreros, nunca más una organización de productores debe comprometer votos para un partido determinado. La producción de alimentos en todas sus cadenas no debe tener preferencia partidista.
  • 10-La transparencia, rendición de cuentas, el enfoque a resultados, metas precisas, los sistemas de indicadores y evaluación, deberán privilegiarse en toda la extensión de la palabra.