Se complican negociaciones del agro en el TLCAN y con Europa

Home/Enero 2018/Se complican negociaciones del agro en el TLCAN y con Europa

Se complican negociaciones del agro en el TLCAN y con Europa

México y Europa libran “la guerra de los quesos”

CIUDAD DE MEXICO. Las negociaciones de los productos agroalimentarios en los tratados de libre comercio, tanto con Estados Unidos como con la Unión Europea, han entrado en una etapa complicada, lo cual representa dificultades para México y una ampliación de las tareas de negociación.

En lo que toca al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), Estados Unidos ha complicado la negociación con México, dado que el equipo negociador estadunidense propuso una protección especial para 61 productos agrícolas que comercia con México, sobre los que se podrían levantar casos de dumping (acusación por vender por debajo de costos de producción) o subsidios prohibidos de una manera más fácil y rápida o establecerse cupos bajo ciertas condiciones.

Este listado comprende bienes perecederos en los que México tiene una fortaleza exportadora, como mangos, tomates, fresas, aguacates, cítricos, papayas, sandías y berries. Como se podrá observar son productos en los que el campo mexicano es muy competitivo.

Al respecto, el gobierno de México ha reiterado que no aceptará cualquier planteamiento que implique un retroceso en la apertura comercial que tiene con sus socios de América del Norte.

El sector privado a través del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), ha señalado que si se establecieran las propuestas del presidente Donald Trump sobre las ventanas de estacionalidad o los cupos productores mexicanos inconformes con el TLCAN pedirán medidas restrictivas similares, casos en los que estarían los agricultores de trigo y sorgo, los criadores y engordadores de reses y cerdos.

En lo que compete al Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea y México (TLCUEM), al momento el punto más difícil de negociar ha sido el sector lácteo, dado que el bloque europeo ha exigido el reconocimiento de sus productos que cuentan con indicaciones geográficas.

Esto se ha conocido coloquialmente como “la guerra de los quesos”.
Entre tales indicaciones geográficas, figuran 57 quesos que son originarios de varios países europeos, como el manchego de España y el mozzarella y el parmesano de Italia por citar algunos. En este contexto, si México accede a la petición de la Unión Europea (UE) para la protección de 57 nombres de quesos en la modernización de ese pacto, es posible que en algunos años, cuando se busque un queso manchego hecho en México sí se encuentre, pero con otro nombre para evitar reclamos jurídicos de Europa.

Sin embargo, la industria mexicana de lácteos da la pelea en las negociaciones para poder conservar el nombre de al menos diez de los quesos más comercializados en el mercado nacional.

Al respecto, la Cámara Nacional de la Industria de la Leche (CANILEC) reprocha a la Secretaría de Economía que el proceso de consultas para recoger puntos de vista de los sectores afectados ha sido desaseado; su recurso legal es inédito en México. La CANILEC interpuso un amparo en contra la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM), lo que representa el primer recurso legal de este tipo en la historia de las negociaciones comerciales internacionales de México. Aunque en información de última hora, se informó que la CANILEC no interpuso ningún recurso de amparo, pero sí recurrirá las gestiones legales necesarias para hacer valer intereses de sus agremiados en el conflicto con Europa.

Los cortes de avances informativos por parte del gobierno mexicano con respecto a la renegociación del TLCUEM han preocupado a empresas como Alpura, Sigma Alimentos (Grupo Alfa), Grupo Lala, Grupo Bafar y Qualtia Alimentos (Grupo Xignu).

EL DATO
El bloque europeo propuso a México una lista de 354 nombres de productos en los que busca el reconocimiento y protección como indicaciones geográficas, de las cuales 67 tuvieron oposición por parte del sector privado mexicano.
En el TLCAN otro obstáculo que se ha tenido es que Estados Unidos pretende que las investigaciones por prácticas desleales de comercio se puedan realizar con datos de temporada por temporada; es decir, del periodo desde que se siembra hasta que se cosecha, por ejemplo, el maíz, cuatro meses, o las berries, dos meses. A la vez, pide que se considere la producción de región en región, por ejemplo, sólo Michoacán y Jalisco en cierto producto.

Leave A Comment

dos × dos =

Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
Suscríbete a AGROAMIGO y recibe las noticias por email del sector agropecuario y comercial.
*Por favor revise la carpeta de correos no deseados para la confirmación a su suscripción
Gracias por suscribirte a nuestro boletín! Revisa tu correo por favor.