Con la concertación de contratos de compraventa de un millón 800 mil toneladas de maíz y 36 mil de sorgo entre productores y compradores de granos, Jalisco se consolidó como el Estado líder en facilitar mecanismos de certidumbre para el mercado de los granos y con ello prevenir situaciones adversas para productores y consumidores, según lo informó el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Héctor Padilla Gutiérrez.

Hizo mención de que se tiene un avance sustancial en este mecanismo de comercialización, dado “que por primera vez en la historia de Jalisco la siembra bajo contrato de 401 mil toneladas de maíz amarillo para equilibrar la producción de maíz que generalmente tiene problemas con la comercialización. Además de la contratación inédita de un millón 451 mil toneladas de grano blanco”.

El funcionario estatal resaltó que con estos avances en los contratos de compraventa de maíz, se dan pasos fundamentales en alinear la producción maicera con la demanda del mercado, particularmente “ante el hecho que el país importa 8 millones de toneladas de maíz amarillo, cuyo volumen en 80 por ciento se canaliza a Jalisco para la industria de los derivados de este grano y para el sector de los alimentos balaceados que demanda el cereal para su conversión en leche, huevo y carne”.

Padilla Gutiérrez apuntó que con este avance en la agricultura por contrato y la reconversión productiva para aumentar el volumen de grano amarillo, se tienen mejores condiciones para el productor en comparación con el ciclo de 2013, cuando se quedaron 300 mil toneladas de maíz fuera del esquema de protección con la compraventa anticipada.

Expresó que la reciente caída del precio maíz en el mercado internacional, concede la razón a las gestiones promovidas para impulsar la agricultura por contrato.
Reconoció que hay retos pendientes, como en bajar aún más la oferta de cereal blanco y aumentar en 300 mil toneladas adicionales la producción del maíz amarillo.
El responsable de la cartera agropecuaria del Poder Ejecutivo también que al momento se tiene un buen comportamiento del temporal de lluvias; y de que se mantienen los avances en la diversificación de la oferta agrícola mediante el
impulso a otros productos, como las oleaginosas, como el caso del ajonjolí y la chía.

EL DATO
Jalisco tiene una frontera agrícola de un millón 600 mil hectáreas, de las que 900 mil son cultivos perennes (caña, frutales y pastos). Y 800 mil de productos cíclicos (granos, oleaginosas y otros).
La cosecha anual de maíz es de cuatro millones de toneladas, de las que un millón y medio de toneladas no entran al circuito comercial, al ser de autoconsumo y destinarse el mercado local de la tortilla.
Fuente : Seder.