El sector tequilero ha reforzado sus gestiones de su agenda internacional, de modo que se saquen adelante varios compromisos pendientes, tanto en su principal mercado que es Estados Unidos, como en otros países y bloques comerciales.

Así lo informó el director general del Consejo Regulador del Tequila (CRT), Ramón González Figueroa, quien refirió que la redefinición de la agenda exterior de este organismo responde a la necesidad de la mayor certidumbre posible para que la bebida nacional no sea motivo de venta ilegal o falsificación de productos, tanto en los mercados donde ya se conoce, como donde apenas es motivo de su introducción.

Al respecto, citó el caso de Malasia, un país donde el tequila todavía es poco conocido, sin embargo ya se tiene conocimiento de la distribución de 18 marcas que venden seudoproductos, lo que ha motivo de la petición de apoyo a la Cancillería mexicana para que se tomen las pertinentes para frenar esta anomalía.

Estados Unidos, Transpacífico y anexas

González Figueroa refirió que, si bien, en el caso de Estados Unidos se tiene como principal mecanismo de certidumbre legal el contenido del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, se tienen en proceso las gestiones para que el tequila tenga a su favor la figura jurídica de la Marca Certificada, a fin de que se consolide un blindaje legal a favor.

Hizo mención de que ya van ocho años de gestiones en la Unión Americana para el mencionado objetivo, por lo que se confía sacarlo adelante, a pesar de la impugnación de parte de una empresa, cuyo nombre se reserva porque ésta se encuentra involucrada en un litigio.

También expuso que al tenerse en este momento las negociaciones en marcha del llamado Acuerdo Transpacífico, el sector tequilero espera que el Gobierno de México tome las consideraciones necesarias para que la figura de la Denominación de Origen que protege al tequila desde 1974, sea reconocida en todos los países que se integren al citado acuerdo mulitlateral.

Asimismo, trajo a colación a las dos “piedras en el zapato” que se tienen en el ámbito latinoamericano ante la cerrazón que se ha tenido en Brasil y Argentina, dos países que se han negado a reconocer en sus legislaciones al tequila como un producto exclusivo de México, lo que se pretende revertir a través de cabildeo y de gestiones ante las instancias federales competentes, como el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y las Secretarías de Economía, Agricultura y Relaciones Exteriores. Recordó que con ambos países latinoamericanos sean tenido buenos acercamientos, pero no se ha tenido al momento, el desenlace esperado.

EL DATO
En los principales mercados de exportación del tequila, se tiene al momento un blindaje jurídico a favor de 90 a 95 por ciento de acuerdo a la legislación de cada país.