Si se redujera la prevalencia de la mastititis subclínica (inflamación de las glándulas mamarias de las vacas sin síntomas declarados) entre el hato ganadero de los pequeños productores de leche, LICONSA podría ser abastecida en toda su demanda por los lecheros mexicanos y superar la dependencia de leche importada.

Así coinciden el Coordinador General de Ganadería del Gobierno Federal, Francisco Gurría Treviño y el Director General del Comité de Fomento para la Calidad de la Leche y sus Derivados COFOCALEC, Sergio Soltero Gardea.

El funcionario federal detalló que además de superar el problema de la mastitis en las vacas, los ganaderos lecheros también requieren de mejorar estándares en la nutrición animal y en la genética para mejorar sus indicadores de productividad de 15 a 30 por ciento, y con ello generar mayores volúmenes de leche.

Gurría refirió que LICONSA compra al año mil millones de litros, de los que 700 millones son de productores nacionales y 300 millones de producto importado, lo que pudiera suplirse con leche mexicana si se incrementa la producción doméstica.

El Coordinador de Ganadería de la SAGARPA, trajo a colación que la coyuntura actual de precios de granos a la baja, debe aprovecharse junto con programas de extensionismo que lleven transferencia de tecnología a los productores lecheros.

El titular del organismo certificador de la leche, Sergio Soltero, hizo notar que la presencia de la mastitis subclínica (no manifiesta) trae consigo una baja de 25 por ciento en los hatos lechero. Esta enfermedad se origina por falta de atención veterinaria a las vacas.

Soltero mencionó que desde el punto de vista técnico, el control de la mastitis en las vacas implica reducir el parámetro de proliferación de las células somáticas, de modo que este indicador sea menor a las 400 mil unidades por muestra.

También expresó que la asistencia técnica al ganadero supone que éste aplique la nutrición adecuada en base al estado fisiológico de cada animal, para que el alimento cumpla con su objetivo.

 

Para saber

La Norma Mexicana (Nmx) 700 es la que establece el parámetro de referencia de células somáticas para la detección clínica de la mastitis.

Jalisco es líder en las compras de Liconsa de leche fresca.

El padrón estatal de Liconsa incluye a 3 mil 600 ganaderos.

 

Fuente. COFOCALEC / LICONSA