A la conquista de la industria del caballo
Autoridades estatales y federales tomaron protesta el 4 de abril; Sergio Martín es el presidente

La industria del caballo trata de conquistar un mercado que tiene variables muy interesantes, además de que los criadores buscan aglutinar tanto a la industria que gira al rededor de estos animales, así como los oficios y actividades que de él se derivan, además de buscar apoyos para los ganaderos de esta actividad. Esto se contempla en los planes y proyectos que dieron origen al Sistema Producto Équido y cuya protesta fue tomada por autoridades federales (de Sagarpa) y estatales (Seder) el pasado 4 de abril en un evento en conocido hotel cercano a Expo Guadalajara.

Según explica Ismael Pérez Fernández, delegado de la Zona Centro, el crearlo en Jalisco es con el fin de ir conjuntado experiencias y luego replicarlo en otros estados hasta convertirlo en «sistema producto» a nivel nacional. “La idea nació en el Estado de México, pero fue en Jalisco donde se pone como plan piloto, basándose en cómo se trabaja en este estado, que es donde hay más caballos en toda la República Mexicana», expresa Pérez Fernández. Agrega que la creación del mismo también se derivó de la necesidad de procurar apoyos para los ganaderos de estas razas pues aún no se etiquetan y menos se han bajado en este tipo de ganado.

Importancia. Ismael Pérez comenta, que Jalisco ocupa el número uno en la cría de caballos, le siguen Nuevo León y el Estado de México. Entonces es Jalisco a quien mayor atención se le pone por su gran calidad genética y número de ejemplares que tiene en su inventario.

Asimismo, no se atrevió a dar un número de referencia sobre el hato ganadero que pueda tenerse en el estado. En el plano internacional, consideró que México ocupa el segundo lugar como mejor productor de caballos, después de Estados Unidos. Continúan Argentina y Brasil. También mencionó que la genética de Jalisco en cuanto al Caballo Español, tiene un nivel muy similar al de España. En el país existen dos asociaciones que llevan el control de los registros de esta raza.

Industria. La industria del caballo es tan amplia y variada, que considera Ismael será un buen reto el tratar de conjuntarla. En ella confluyen tanto los productos de belleza (shampoos, jabones, aceites), como la nutrición propia del caballo; la construcción de sus caballerizas, el transporte, los accesorios para el caballo (frenos, herraduras, monturas, cuartas, riendas y demás), así como los accesorios para quienes montan (ropa, cintos, calzado, sombreros, etcétera), y los profesionistas de la salud de los equinos junto con las clínicas y hospitales.

Sin embargo, los planes y proyectos que se enfocan en el sistema producto son el de crear escuelas de caballerangos, charrerías y clínicas de equinoterapias. Estas serán vigiladas por las autoridades y, en su momento, algunos de estos oficios tendrán la certificación de la autoridad para que puedan ejercerlo legalmente y con el debido respaldo a donde vayan.

Otro de los objetivos es el de llegar a tener un censo para saber cuántos productores existen, en qué zona, y el número de caballos. También está el de crear un director para que los socios tengan a la mano, cómo localizar al proveedor que necesiten (médico veterinario, talabartero, sastre, etc.).

LO DIJO
«No tengo la seguridad, pero creo que en México, la industria del caballo ocupa el cuarto lugar, por todo lo que implica».
Ismael Pérez Fernández
Delegado de la Zona Centro

LAS CIFRAS
8 zonas fueron creadas para cubrir Jalisco en el sistema producto.
200 criadores de caballos se considera que existen en cada una de las zonas.

PIES DE FOTO
FOTO UNO
Grupo de personas que estuvieron presente en la creación del sistema producto.

FOTO DOS
Se considera que en México, la industria del caballo alcanza el cuarto lugar en la economía del país.