El Presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco, MVZ Otilio Valdés Correa, reconoció que el campo es una prioridad de política pública para el gobierno federal y que pese a que los precios de los productos agropecuarios se fijan en los mercados internacionales, continuarán los subsidios en apoyo a los productores.

Reconoció que la productividad y el desempeño del campo se ven afectados por el cambio climático, los costos de los insumos y la oferta y la demanda de los alimentos a nivel mundial.

Prueba de ello son las cosechas récord que se tuvieron en el 2014 en la producción de maíz en Estados Unidos que provocó un desplome en el precio.

Sin embargo, como medida de política pública para hacer frente a la volatilidad de los precios internacionales de granos y oleaginosas, el presupuesto federal contempla un monto de 12,007 millones de pesos para el Programa de Comercialización y Desarrollo de Mercados, 43.9% mayor en términos reales al 2014 (50% en términos nominales) y 42.6% mayor al proyecto de presupuesto enviado por el ejecutivo al Congreso de la Unión.

De acuerdo a lo anunciado por la Sagarpa y la Secretaría de Hacienda, se instrumentará el Programa al Ingreso Objetivo actualizando los niveles para cubrir los ciclos primavera-verano 2014, otoño-invierno 2014/2015 y primavera-verano 2015, propiciando mayor certidumbre y mejores ingresos sobre todo de los pequeños y medianos agricultores.

Las ventanillas para la adquisición de coberturas de precios se abrieron de forma anticipada, desde el pasado mes de noviembre y, con el objetivo de aumentar los canales disponibles para los productores, se suma a ASERCA, la posibilidad de operar a través de la Banca de Desarrollo: Financiera Nacional de Desarrollo y FIRA.

Se permitirá la operación de nuevas modalidades de cobertura, las cuales podrán contar con los beneficios del programa de agricultura por contrato.

Se introduce, en este ciclo Otoño-Invierno de manera inicial, el esquema del seguro al ingreso como un instrumento adicional, que permitirá al productor protegerse contra los daños de eventos climáticos y contra movimientos de precio internacional.

Adicionalmente, se pondrán a disposición 1,300 millones de pesos para el sector cañero para mantener la competitividad de la producción de caña para azúcar y caña para etanol en el país, y compensar la caída de los ingresos por las condiciones adversas del mercado.

El Programa de Fomento Ganadero recibirá recursos para 2015 del orden de 6,951.7 millones de pesos, que permitirá el repoblamiento del hato ganadero después del periodo de sequía en México.

El Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola, observará un incremento real del 9%, apoyando el desarrollo de este sector, cuyo potencial en el país es enorme, pero que se ha visto afectado como otros países recientemente, por impactos sanitarios de alcance global.

Destaca también el incremento de 68.7% del presupuesto asignado a la Financiera Nacional de Desarrollo (FND) para alcanzar 1,227 millones de pesos.