La destilería alteña Tequila San Matías fue reconocida por el Instituto Nacional de las Mujeres por su política corporativa en pro de la equidad de género.
La directora general de esta firma tequilera, Carmen Villarreal Treviño, consideró esta determinación como resultado de un modelo de gestión que se ha tenido en facilitar el desarrollo personal y el crecimiento en la empresa como resultado del empeño y la capacidad de la gente, independientemente del género.

Detalló que actualmente de los 300 empleos que se generan en la empresa, la mitad son mujeres que se desenvuelven en las áreas de manufactura, envasado y oficinas; mientras que los varones trabajan en el campo y en áreas de proceso.
Afirmó que gente del INM visitó su empresa e hizo entrevistas al personal y pudo constatar “que hay políticas equitativas que se comprueban en materia de prestaciones y el acceso al desarrollo”.

Como ejemplo, citó que se tiene un plan de establecer una guardería infantil como apoyo a las mujeres que trabajan en la planta de envasado de Acatic. La destilería de la empresa se ubica en Tepatitlán y las oficinas corporativas en Guadalajara.
Hizo notar que es motivo de satisfacción el hecho de que su empresa genere empleos en lugares de la región alteña donde las mujeres son de gran importancia en el núcleo familiar, además de factores de peso económico para compensar la ausencia de muchos hombres que emigran a Estados Unidos.

También enfatizó que la vinculación de su empresa con el campo, es algo que va de la mano para las agroindustrias que requieren del agave como materia prima, por lo que ha sido una prioridad tener una buena relación con sus proveedores del mezcal azul.
Con orgullo, aseveró que de los 128 años que supone la historia de esta tequilera, 17 años han sido bajo su conducción, luego de una libre elección “a una responsabilidad asumida con gusto porque el tequila es símbolo que representa a México”.

Un proyecto especial asumido por Carmen Villarreal ha sido la gestión de los bonos de carbono, dentro del objetivo de la empresa del control de la contaminación por las vinazas residuales. Tal proyecto implica la opción de aprovechar recursos financieros en forma preferencial para resolver un problema ambiental.

Explicó que Tequila San Matías, ha sido la primer tequilera que le entra a este esquema muy exigente en sus trámites ante varias dependencias nacionales y agencias internacionales.

Abundó que este proyecto ha supuesto instalar un biodigestor para eliminar los aspectos contaminantes de las vinazas, lo que se pretende poner en funciones en fecha cercana y con ello resolver el problema de la contaminación por las vinazas. El financiamiento para adquirir este artefacto trajo consigo apoyos del Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco) y de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura del Banco de México (FIRA).

Insistió que “independientemente del aprovechamiento de los bonos de carbono, lo esencial del proyecto es un proyecto encaminado a devolverle calidad de vida al planeta”. Explicó que este trámite complejo traerá consigo el aprovechamiento de los recursos disponibles de acuerdo al protocolo de Kioto.

También destacó que el enfoque de la empresa hacia la equidad de género y un desarrollo sustentable, se ha completado con el hecho de haber sido la primera empresa tequilera que recibe el reconocimiento de un negocio incluido en el catálogo de las corporaciones Great place to work.

El dato
Tequila San Matías tiene una expectativa de ventas anuales de 310 mil cajas, un dato que tendrá un crecimiento significativo en el presente por la tendencia de crecimiento que se tendrá en las exportaciones a Estados Unidos.

En el mercado doméstico la empresa ha optado por la decisión de tener un portafolio diversicado para los distintos perfiles del consumidor tequilero, que ha sido una medida que ha traído exito en el posicionamiento de las marcas de la destilería.

Esta empresa ha participado en una reciente misión comercial para penetrar China que fue promovida por el organismo federal Aserca.