Fue solicitado por el presidente de la AGL, Alejandro Ravelero, y tuvo lugar la primera semana de diciembre.

Aproximadamente 18 ganaderos inscritos en la Asociación Ganadera Local de Amatitán, fueron capacitados para realizar inseminación artificial en sus hatos ganaderos. Con ello, podrán optimizar su actividad y recurrir a semen de alta calidad genética sin tener el semental en sus instalaciones.

El curso fue solicitado por Alejandro Ravelero, que es presidente de la AGL, y quien mostró la intención de capacitar a sus agremiados con la idea de mejorar la genética en su municipio. Este curso, entre otros más, es un servicio que otorga la Unión Ganadera Regional de Jalisco a través de su Departamento de Capacitación Técnica y se hace a petición de las AGL que integran dicha organización estatal.

Curso. Durante cuatro días, los ganaderos de Amatitán obtuvieron la técnica de inseminación artificial en ganado bovino. Pero no solamente se les explicó este tema. Fue el director de Capacitación Técnica de la UGRJ, MVZ Heliodoro Larios, quien los instruyó acerca de cómo localizar la cervix de la vaca, cómo descongelar el semen, cómo colocar la pipeta de inseminación y cómo localizar el útero de la vaca para ahí depositar el semen. El manejo manipulación de tanque criogénico también fue tema impartido ya que si no se sabe manejar o manipular, puede representar un egreso económico importante para el ganadero.

Fueron varios los temas que desarrolló en este lapso de tiempo y en el que los ganaderos mostraron mucho interés por introducirse en este nuevo oficio. Reconocieron que el inseminar artificialmente es una gran opción para las personas que no pueden adquirir un semental o para aquellos ganaderos cuyos hatos son pequeños de tal manera que les resulta incosteable tener un semental durante todo el año.

Conciencia. Uno de los apartados que siempre recalca Heliodoro Larios, es que el técnico inseminador debe trabajar con las condiciones que se le presenten, puesto que no todos los ganaderos cuentan con las instalaciones adecuadas para realizar el trabajo. Es por ello que pide perfeccionen la técnica a través de la práctica puesto que mientras más rápido puedan realizar la inseminación, menos riesgos corren los materiales que se utilizan.

Es de recalcarse que la inseminación artificial podrá hacerse en embudos o en animales amarradas a cualquier árbol o poste, y ahí es donde el inseminador debe mostrar sus habilidades ante el ganadero por lo que la práctica y el mayor cuidado en realizar esta actividad, darán al técnico el respeto que necesita.

Comentarios. Laurencio Jáuregui, técnico inseminador con experiencia de 22 años en Estados Unidos, expresó que un curso de este tipo tiene un costo en Estados Unidos de alrededor de mil 500 dólares por persona, por lo que se dijo sorprendido al saber que la Unión Ganadera los otorga gratuitamente a quienes desean tomarlo.

Asimismo, señaló que los costos de inseminación en los lugares donde él trabajó, se encuentran entre ocho y 15 dólares por vaca inseminada.

PIES DE FOTO

ALEJANDRO Ravelero, practica la preparación del aplicador para inseminar.

 

FOTO DOS

Grupo de ganaderos que tomaron el curso de inseminación artificial.