El Foco Tonal, un lugar para contactar con Dios

En medio de un castillo, donde habitan duendes, hadas, dragones y llegan de vez en cuando algunos extraterrestres, se encuentra el sexto Foco Tonal del mundo, un lugar de energía cósmica y donde está Dios.

Pareciera lo anterior ciencia ficción o un párrafo surgido de una novela, pero lo cierto es que este Foco Tonal existe y se encuentra en el Municipio de Poncitlán, Jalisco; rumbo a Cuitzeo.

“El Foco Tonal, es un lugar de energía cósmica, que es curativa y por eso se diferencia de la energía solar y de sitios como Chichen Itzá o Teotihuacán; este es un lugar en donde está Dios”, señala convencido Don Manuel Domínguez, propietario del lugar. A punto está de cerrar sus puertas el Foco Tonal, son casi las seis de la tarde. El lugar recibe hasta 600 personas por semana, las cuales acuden a “energetizarse y a pedir la ayuda divina para curarse de algún mal”.

La energía cósmica viene del Cosmos y eso no lo sabía Don Manuel Domínguez hace 21 años, tiempo en que compró este “terrenito”, para construir un Castillo y pasar los días con su familia, a la orilla del Lago de Chapala. Con frecuencia, durante las comidas o lunadas que organizaba, sus amigos y familiares le expresaban la tranquilidad, la alegría y la paz que se sentía en el lugar: “yo siempre les contestaba que era porque estaban en el campo y había mucha agua por el Lago”.

Fue hasta que un día llegó al lugar, un famoso Vidente, José Sebastián Zamora, procedente de Reynosa Tamaulipas, quien le dijo que a través de sus viajes astrales y experiencias vividas por muchos años sabía que existía este Foco Tonal en México, más no conocía con exactitud su ubicación. Tuvo que recorrer grandes distancias hasta que por fin lo descubrió.

Este hecho, cambió drásticamente el destino de Don Manuel para compartir la misión del Vidente, de abrir el lugar al servicio espiritual y físico de la gente. Este sitio fue escogido por Dios y aquí hay energía cósmica poquito antes del diluvio universal hace 13 mil años, nos explica Don Manuel, después de que momentos antes se despidió de un grupo de personas con las que en su castillo, estuvo haciendo oraciones especiales.

A nivel mundial hay seis Focos Tonales, reconocidos oficialmente y se encuentran en México, Alemania, Francia, Inglaterra, España y China.

Es necesario que las personas que visiten este lugar pidan con fe: “Es indispensable porque aquí están teniendo comunicación directa con el Creador”. Enfatiza al mencionar que en este lugar se han atestiguado miles de sanaciones.

Don Manuel no le ha hecho publicidad al Foco Tonal, porque sabe que debe atender las recomendaciones del vidente que antes de morir (hace 17 años), le dijo: “Manuelito, va haber tiempos en que habrá colas hasta de 3 kilómetros de gente, esperando para entrar al Foco” y eso poco a poco se está cumpliendo.

“A mi me han preguntado si este lugar es para católicos, y yo les contesto que es para todo ser humano que tenga un ser superior, y que puede llamarle como quiera: Cristo, Alá, Buda o Jehová”.

Este hombre, originario de Arandas, Jalisco; criado en San Ignacio Cerro Gordo y empresario de las artes gráficas en Guadalajara, no se muestra preocupado sobre el destino del Foco una vez que acabe su existencia, “tengo siete hijos que pueden seguir abriendo las puertas de este lugar o cerrarlas, pero finalmente sé que el de arriba es el que va a decidir”.

El Punto Energético del Foco Tonal, se encuentra al aire libre, rodeado de columnas que asemejan los colores del arco Iris. Hasta ahí se sitúa la persona que al hablar haciendo su petición escucha una especie de eco, el cual pasa inadvertido por las que se encuentran a un metro de distancia.

Este hecho se atribuye a que se encuentra en el centro de la energía cósmica que es una puerta hacia otros mundos, el paso a otra realidad, de ahí que se sienta el extraño fenómeno del sonido y que sea un punto de contacto directo con la divinidad para pedirle un deseo.

Para llegar :
Si viene de Guadalajara, antes de llegar a Ocotlán, toma una desviación donde hay un campo de Golf, frente a la fábrica Celanese y avanza 4 kilómetros hasta llegar al lugar.
Para ingresar hay que pagar 25 pesos. Ahí será atendido amablemente por un guía, quien le dará instrucciones del ritual que habrá que hacerse en el punto energético.