Nueva etapa de la familia Bañuelos

Con la gran experiencia de varias décadas en el tequila, la familia Bañuelos vive su nueva etapa en la agroindustria, tanto en los campos de agave, como en la empresa Destiladora de Los Altos que ha lanzado al mercado las marcas Hacienda Vieja y Tequila Don Félix. Al respecto, su director Félix Bañuelos Ramírez, comentó que se vive una nueva etapa que da seguimiento a la historia que se tuvo en la época de Tequila Cazadores, una empresa que hizo toda una época, de modo que se tiene el propósito de hacer otra historia de éxito, como la que se escribiera don Félix Bañuelos Jiménez.

Hizo notar que “las contribuciones que el CRT ha hecho para desarrollar nuestro negocio es en proteger la denominación de origen y darle el prestigio que merece el tequila en todo el mundo, aplicando la normatividad que rige a la producción de tequila y cuidando así a los consumidores, siendo testigo de buena fe de nuestra entera entrega para ofrecer productos de excelente calidad.

Resaltó que Destilería de Los Altos es la continuidad de una historia iniciada en 1973 con el surgimiento de Tequila Cazadores que culminó en 2002, cuando empresa fue adquirida por el consorcio Bacardí. Como muestra del liderazgo que llegó a tener Tequila Cazadores en su momento de apogeo, hizo memoria de la capacidad de producción que se tenía en 1999, lo que suponía un volumen diario de 40 mil litros y que le dio el quinto lugar entre las grandes destilerías.

Ahora que se ha retomado la producción tequilera en la nueva empresa, Bañuelos Ramírez refirió que gradualmente se ha incursionado en el mercado nacional y en el extranjero. Entre los hechos relevantes en la exportación, citó la incursión que se ha hecho en China, a donde se ha enviado producto desde 2008.

Detalló que tiene su complejidad venderle a China, pero se va haciendo camino. Dijo tener información de que “los chinos tienen una determinada enzima con un funcionamiento especial, que hace que pronto se embriaguen con los alcoholes superiores del tequila, lo que debe tenerse en cuenta”.

También expresó que la familia Bañuelos tiene un papel específico en el mercado del agave, “máxime que se vive ahora una situación en que salieron del mercado algunos comercializadores que no eran ni agaveros, ni rancheros”. Dijo que la depuración de agaveros ha hecho que se queden los que de verdad han tenido formalidad en este agronegocio.

Asimismo, hizo notar que la marca Hacienda Vieja, ha logrado un posicionamiento especial a través de la charrería. Esto explica porque él mismo encabeza al equipo charro del mismo nombre, como lo hiciera en días recientes en el torno realizado dentro del Festival del Tequila 2014.

También expresó que un reto para varias empresas tequileras alteñas es desarrollar una ruta turística, como la que se tiene en la región de Tequila, dado que en Los Altos hay diversos atractivos que hacen lucir varios íconos mexicanos, por lo que está pendiente un proyecto formal que impulse el turismo a los sitios que tienen que ver con la historia tequilera en el territorio alteño.