Con este lema, el Banco Diocesano de Alimentos Guadalajara A.C. (BDA) inició sus operaciones en el año 1991. Su función principal, desde entonces, ha sido la gestión y distribución de alimentos donados por empresas y particulares, los cuales se destinan a las familias pobres del Estado de Jalisco. El objetivo de la asociación es contribuir a la reducción de la inseguridad alimentaria que afecta a más de un millón y medio de personas en el Estado de Jalisco.

agroamigo-Un-puente-entre-la-abundancia-y-la-carencia1

El Banco de Alimentos surgió de la iniciativa de tres empresarios jaliscienses: D. Everardo Cornejo Padilla (Q.E.P.D.), D. Luis Adolfo Orozco Fernández y D. Ricardo Bon Echavarría, quienes percibieron una gran contradicción social: mientras una gran cantidad de toneladas de comida en buen estado terminaba en la basura, miles de familias padecían graves insuficiencias en su alimentación. Al respecto, el Sr. Bon ha narrado, muchas veces, una visita que realizó hace 22 años a un asilo, donde los alimentos que consumían los ancianos se obtenían de los basureros de los mercados. Esta experiencia lo sensibilizó sobre el problema de hambre y lo animó, con el apoyo de Cáritas – Guadalajara y de los comerciantes del Mercado de Abastos de Guadalajara, a constituir una asociación civil capaz de recuperar el alimento que aún estando en buenas condiciones, había perdido su valor comercial, para posteriormente, llevarlo a los más necesitados. De esta idea surgió el BDA, como una pequeña iniciativa local, que más tarde se convirtió en un modelo operativo que resultó exitoso e inspiró la creación de más de 60 entidades similares en México, las cuales están agrupadas en organización denominada Bancos de Alimentos de México A.C. (AMBA).

Una característica del BDA es que el alimento no se regala, ya que sus destinatarios cubren una pequeña cuota de recuperación, que es de un peso el kilogramo cuando se trata de productos frescos y no más del 10% del valor comercial de los productos industrializados. Mediante esta estrategia, el BDA es autofinanciable. En el año 2013, el BDA distribuyó alimento a un promedio de 125,000 personas, en 34 Municipios del Estado de Jalisco y en un Municipio del Estado de Nayarit. Cada año, se moviliza un promedio de de 16 millones de kilogramos de alimento, que proceden principalmente, de las empresas dedicadas a la comercialización y/o transformación de alimentos, así como de las zonas agrícolas de Jalisco y de las cadenas de supermercados que operan en el área metropolitana de la ciudad de Guadalajara.

Para realizar la distribución de alimento se realizan estudios socioeconómicos, asignando las despensas a quienes, por razones justificadas, no pueden satisfacer sus necesidades alimentarias en forma adecuada. Por otra parte, el BDA cuenta con las medidas administrativas y de auditoría, necesarias para asegurar que las donaciones lleguen a su destino en tiempo y forma.

Además de la entrega directa de alimento a las comunidades, el BDA apoya con alimento a un promedio de 47 instituciones de asistencia social, que a su vez apoyan a personas de la tercera edad, a huérfanos, a personas que están en proceso de rehabilitación por adicciones y otras causas de alto valor para la sociedad.

Por su trayectoria y experiencia en el rescate y distribución de bienes alimentarios, el BDA fue considerado por las dependencias públicas, como una de las instituciones que podían coadyuvar en el combate a la pobreza alimentaria y por esta razón, este año, el BDA participó en el programa gubernamental denominado “Programa por la Seguridad Alimentaria”, la cual es una iniciativa establecida con el gobierno del Estado de Jalisco, mediante la cual, el Banco de Alimentos logró incrementar su cobertura y distribuir alimento a 25,000 personas, además de las 100,000 que ya estaba apoyando al iniciar el año 2013. Se espera que este programa intersectorial, se haga extensivo para el próximo año y que sea posible incluir a un mayor número de familias, que hoy no tienen la certidumbre de su próxima comida.

Durante toda su existencia, el BDA ha logrado movilizar más de 170 mil toneladas de alimento a quienes más lo necesitan y ha trabajado en la sensibilización de la sociedad para promover la solidaridad hacia las familias pobres y aprovechar los excedentes de alimento que ya no tiene cabida en el mercado y muchas veces se desperdician.

En el año 2004, el BDA fue distinguido Premio IJAS (Instituto Jalisciense de Asistencia Social) por su labor a favor de la población vulnerable de nuestra entidad federativa.

El BDA considera que la pobreza alimentaria es una ofensa social y que está en nuestras manos reducir este flagelo de nuestra sociedad.

Elaboró: Lic. José Neftalí Martínez A., BDA, Director de Desarrollo Institucional