El Despertar del Campo

Es posible reconocer que la región centro-norte del país cuenta con condiciones favorables para la producción de sandía, perspectiva sustentada en la gran variedad de climas y suelos presentes en estados como Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas; y aunque también es necesario entender que este cultivo es sensible a bajas temperaturas, a nublados y a lluvias prolongadas, viéndose mayormente beneficiado por climas soleados, secos y con suficiente humedad, sus frutos son acreedores de una gran demanda tanto nacional como internacional.

“No obstante de que la superficie que se maneja de sandía en Zacatecas es muy reducida, y realmente son pocos los productores que conocen respecto del cultivo, ésta representa un fruto con gran potencial como alternativa productiva, el cual hemos constatado que se adapta a las características de nuestra zona y mediante una conducción agronómica correcta puede llegar a expresar importantes rendimientos, además por su calidad y frescura es un producto bien cotizado tanto por el consumo local como en el de exportación, principalmente en épocas de calor, aunque su agradable sabor la hace apetecible en cualquier temporada del año, lo que abre aún más sus ventanas de oportunidad comercial”; así lo determinó el Sr. Oscar Torres Orta, productor hortícola, propietario del Rancho La Loma, unidad de producción situada en la localidad de San José de Lourdes, del municipio de Fresnillo, Zacatecas, la cual cuenta con una superficie de 3 hectáreas de sandía.

“A pesar de que llevamos alrededor de 6 años produciendo sandía para el mercado local, es un cultivo que apenas estamos conociendo, y en ese corto tiempo hemos confirmado su alta demanda por parte de los Estados Unidos y también en todo México. Fue mi hijo quien empezó con la idea de producir este fruto, de inicio con la siembra de 6 u 8 surcos cuando mucho, y así una vez que era cosechada la vendía en la puerta del rancho a quienes por ahí transitaban, a un costo de 4 o 5 pesos el kilo, siendo nuestra sorpresa la cantidad de sandía que ahí se consumía, aproximadamente 2 remolques o como 10 toneladas diarias, por lo que realmente es algo que se vende como pan caliente”.

“Hoy tenemos visto que un surco da como 2 toneladas, por lo que de una hectárea obtenemos un rendimiento de entre 80 y 120 toneladas. El año pasado mandamos 5 tráiler a Estados Unidos, y aunque desafortunadamente no entendimos bien lo que es su empaque, porque tiene su modo como cualquier otro producto, eso nos va a servir de aprendizaje o experiencia para este año saber más o menos como tenemos que realizar el empaque para que se defienda mejor, ya que definitivamente en la actualidad todo lo que va empacado es lo que se vende, la gente compra con la vista, lo que se ve bien o tiene una buena presentación, por ello si va bien empacado lo compran a como se lo pongan y si va mal hecho el trabajo como lo hicimos el ciclo pasado, sin conocer, realmente no se vende igual”.