ZAMORA, MICH.

Los valles michoacanos se han consolidado como los grandes productores de fresas del país. Tan es así que aportan 80 por ciento de la producción  nacional de la más popular de las berries.

Por cierto, el ingreso al campo jalisciense de inversionistas michoacanos también ha propiciado el aumento de superficie de fresas, entre otros factores. Jalisco es ya el cuarto productor del país.

Los periodos de cosecha de esta fruta traen consigo la disponibilidad de un producto que se presenta a un precio muy atractivo en el mercado interno y también en las ventas de exportación.

Datos de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario de Michoacán (SEDRUA) informó que recientemente se ha incrementado al menos en ocho por ciento la producción de fresa, lo que consolida el predominio que la entidad ha tenido en las  décadas recientes en esta fruta de clima templado.

Además de su presentación como fruta fresca, la fresa también tiene su demanda para su  procesamiento en la elaboración de mermeladas, yogures, jugos y otras modalidades de alimentos procesados.

Por cierto, un avance de gran relevancia se ha registrado en la logística de exportación mediante la transportación aérea, a través del aeropuerto de Guadalajara, dado que esto ha permitido un rápido desplazamiento a mercados muy lejanos, como Europa y Asia.

EL DATO

De las 392 mil toneladas producidas en 2015 a escala nacional, 253 mil se produjeron en  Michoacán.

Los municipios líderes:  Zamora (74 mil toneladas), Tangancícuaro, Jacona e Ixtlán de Hervores; entre otros, como  Briseñas y Chavinda.

Otros Estados productores son Baja California, Guanajuato y Jalisco.